Menú principal

María Sánchez: Costumbres de mi tierra “La Cestería”

Opinión. ‘La cestería tuvo mucha relevancia en la agricultura por la duración del artículo y diversidad de usos que se le daba’

La actividad de la cestería tuvo su época de oro unos años atrás. Fue imprescindible, tanto en la agricultura como para el ama de casa, quien hizo mucho y variado uso del trabajo de esta actividad.

Los cesteros utilizaban diferentes materiales con los que elaboraban los utensilios según la necesidad que iban a cubrir, la variedad iba desde el junco a las hojas del drago, pasando por la caña y las hojas de la palmera. Todo dependía del uso al que fuera destinado.

Las amas de casa se favorecían mucho del trabajo de la cestería por ser prácticos y bonitos. Los cestos para la compra, para el que se utilizaba la caña, tuvieron mucho auge pues al no existir las bolsas de plástico los llevaban a la tienda o mercado donde transportaban las compras. Entre estos cestos los había con dos tapas que además de bonitos ayudaban a cubrir lo que en él se llevaba.

El cestero las hacia según las necesidades, así las futuras mamás, las encargaban con forma de caja para guardar en ellas las ropas del recién nacido, otras tenían forma de bandeja donde se colocaba la ropa recién planchada o las más grandes con tapa para poner la ropa sucia.

La cestería tuvo mucha relevancia en la agricultura por la duración del artículo y diversidad de usos que se le daba. Aquí prevalecía el junco o el tronco de la palma después de prepararlo debidamente. Con este material hacían las cestas pedreras donde se transportaban las piedras del barranco que luego eran usadas en la fabricación de viviendas o muros de contención.

También se hacían los cerones que se colocaban a los burros para acarrear el estierco o, como en el municipio de Ingenio, donde transportaban los cochinos para la posterior venta.

Los productos son muchos y variados, a los ya enumerados se puede añadir que también se hacían forros para los garrafones, sobre todo de vino, y botellas. Estos forros protegían el vidrio a la hora de transportarlos dentro del ámbito rural y doméstico.

Desgraciadamente ya quedan pocas personas dedicadas a la cestería pues el abandono de la agricultura ha hecho que este oficio se pueda dar por perdido.



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: