Menú principal

Osiris Valdés: “Federico García Lorca en la residencia o fábrica de genios”

Crónicas. ‘En su tierra natal se le conoce simplemente como Federico. En Europa se le conoce por su apellido materno: Lorca’

Federico García Lorca nació el 5 de junio del año 1898 en la localidad de Fuente Vaqueros, Granada. Creció en el seno de una familia de posición económica desahogada. Su madre tocaba el piano y su padre adoraba los poemas y solía interpretar el folclore de la época. Cuando Federico tenía once años su familia se trasladó a Granada, allí Lorca conoció al famoso compositor español Manuel de Falla, este fue quien enseñó al poeta una modalidad del arte flamenco que se caracteriza por el gran sentimiento. García Lorca se adentró en el mundo del arte a través de la música. La prensa española ya comenzaba a reconocer su talento, cuando a los 18 años el artista comenzó a interpretar sus propias composiciones.

“La residencia o fábrica de genios: Etapa histórica”

En el año 1918 escribe su primera colección de notas de viaje titulada: Impresiones y paisajes. Un año más tarde, Lorca ingresa en la residencia de estudiantes de Madrid, una institución educacional experimental, basada en los modelos libres de la enseñanza universitaria; foro de debate y difusión de la vida intelectual de la Europa de entreguerras, presentada directamente por sus protagonistas. Entre las personalidades que acudieron a sus salones figuran Albert Einstein, Paul Valéry, Marie Curie, Igor Stravinsky, John M. Keynes, Alexander Calder, Walter Gropius, Henri Bergson y Le Corbusier, entre muchos otros. A menudo, estas personalidades fueron invitadas por dos asociaciones privadas que colaboraron activamente con la Residencia y unieron su labor a un amplio sector de la sociedad civil: la Sociedad de Cursos y Conferencias y el Comité Hispano-inglés.

En la fábrica de genios o residencia de estudiantes de Madrid el poeta desempeñaría una bonita amistad con estudiantes de su época, entre ellos, estaría el futuro director cinematográfico Luis Buñuel, quien describía a Lorca con las siguientes palabras “Un joven brillante y encantador con aspiración hacia la finura y la elegancia en sus ropajes”

El pintor surrealista Salvador Dalí recordaba su primera reunión con Lorca diciendo: La personalidad de Federico García Lorca produjo en mí una tremenda impresión. El fenómeno poético en su totalidad y en «carne viva» surgió súbitamente ante mí hecho carne y huesos, confuso, inyectado de sangre, viscoso y sublime, vibrando con un millar de fuegos de artificio y de biología subterránea, como toda materia dotada de la originalidad de su propia forma. “Amarle es como amar al viento” Decía Ana María, la hermana pequeña de Salvador Dalí y una de las enamoradas del poeta.

“Estudiante del folclore”

Fue en la Residencia de Estudiantes de Madrid. […]. En un remanso oscuro del jardín, iluminado débilmente al fondo por las ventanas encendidas de los pabellones estudiantiles, entonces comenzó a recitar Federico, espontáneamente, sin que nadie se lo pidiera, su último romance traído de Granada. En medio del silencio y de aquella penumbra susurrante de álamos, se podía entrever cómo se le transfiguraba el rostro, se le dramatizaban la voz y todo el aire al son duro, lleno de misterioso escalofrío, que repica por el suceso sonámbulo del poema.

Lorca se preparaba para componer música. Intentó escribir prosa, pero según el mismo autor, obedeciendo al imperioso categorismo de su alma, comenzó a componer sus versos. Incluso su primera colección poética, publicada en el año 1921, fue marcada por la melodía de sus versos y caracterizada por la influencia de su folclore natal. Ese mismo año Lorca ofreció una lectura en público sobre canciones folclóricas. Ahí fue cuando su círculo de amigos le otorgó el sobrenombre de estudiante del folclore.   

¡Que no es ninguna fonda!

En ocasiones Lorca describía su estancia en la residencia de la siguiente manera:

Aquí escribo, trabajo, leo y estudio. Este ambiente es maravilloso […]. Pero lo más principal para no poder marcharme no son mis libros […], sino que estoy en una casa de Estudiantes. ¡Que no es ninguna fonda!

Sigo contento en la Residencia. Ahora los días son de temporal y casi no salgo a Madrid. […] Mi cuarto está bañado por el sol desde que sale hasta que se pone, es amplio y tiene magníficas vistas hacia Madrid. […] El salón de esta casa es magnífico. Allí nos reunimos los residentes por las noches a charlar y a hacer música.

“Nueva York probablemente será odioso, por eso viajo allí”

Ello hizo de la Residencia un foco de difusión de la modernidad en España, y de entre los residentes surgieron muchas de las figuras más destacadas de la cultura española del siglo XX

Federico García Lorca también poseía talento para la pintura, sus obras fueron expuestas en Barcelona en el año 1927, un año después, Lorca publicó “El romancero gitano” donde según él se presentaba como una descripción de la mitología gitana. Ocho años más tarde presentaría su obra ante el tribunal, un coronel le acusaba de ofender a los gendarmes a través de sus versos: “Tienen, por eso no lloran de plomo las carabelas, con el alma de charol vienen por la carretera” 

A los 31 años de edad en busca de nuevas inspiraciones Lorca viaja a los Estados Unidos, escribió: Nueva York probablemente será odioso, por eso viajo allí. Este peculiar experimento finalizó con el libro de poemas: Poeta en Nueva York. A la edad de 33 años Lorca dirigió la compañía teatral “La barraca” el poeta hacía labores de director, de actor, de pintor y también de dramaturgo.

Lorca consideraba que el teatro debía educar a sus espectadores y su compañía se dedicó a deambular por pequeños pueblos remotos del estado español. La audiencia que contemplaba sus obras de una manera gratuita nunca imaginaría que estaban ante el que llegaría a ser el famoso poeta “García Lorca”.

“Bodas de sangre” “La casa de Bernarda Alba”

A los 35 años compuso la tragedia “Bodas de sangre” tres años después compuso “La casa de Bernarda Alba” Una obra descriptiva de la época, esta fue la época más lúcida y floreciente del joven artista español. Componía sin parar, ofrecía lecturas, recitaba poemas e interpretaba composiciones musicales.

En el año 1936, las nubes de una guerra civil, se cernía sobre España. Lorca nunca se afilió a ninguna de las facciones políticas, pero sus convicciones eran conocidas. En cuestión de semanas sus obras finalizaban en vez de con el habitual ¡Bravo! Con gritos de ¡Viva la libertad! En junio del año 1936 los rebeldes invadieron Granada con el eslogan de ¡Muerte a los intelectuales! Sin ningún tipo de razones asesinaron a doctores, profesores, científicos y poetas. 

Federico García Lorca fue asesinado el 10 de agosto del año 1936. El poeta fue enterrado en una fosa común, solo tenía 38 años. Poco antes de su muerte el famoso poeta y dramaturgo español escribió:

“La felicidad eterna es ser poeta el resto no tiene importancia, ni siquiera la muerte”



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: