Menú principal

Ángel Rivero: “Canarias debe replantearse su modelo económico…”

Opinión “el COVID-19 puede provocar la mayor crisis que Canarias haya padecido nunca…»

Si algo nos está enseñando la pandemia a los canarios es que no podemos seguir anclados en un modelo económico basado en el «monocultivo«. Durante siglos fueron diferentes especies agrícolas (pero siempre apostando por una en concreto). En las últimas décadas la apuesta ha sido por el turismo y, como siempre, despreciando otros modelos que diversificasen la economía. Ahora, el COVID-19 puede provocar la mayor crisis que Canarias haya padecido nunca…

Primero fue el cultivo de la caña de azúcar (fines del siglo XV y parte del XVI). Tras su declive llegó el vino (siglo XVI y XVII). Por diversos motivos ajenos a nosotros (como siempre) también decayó y tras una larga etapa de depresión (siglo XVIII), fue sustituido por el cultivo de la cochinilla (fin del siglo XV y mitad del XIX). En la segunda mitad del XIX y gran parte del XX le llegó el turno al tomate y el plátano, y a partir de los años sesenta la apuesta ha sido decidida por el turismo de masas

La experiencia debía haber demostrado sobradamente que no se puede apostar solo a una carta. Que la clave para la supervivencia económica de los pueblos está en la diversificación, y buscar en lo posible, la autosuficiencia, o, al menos, reducir en lo posible la dependencia del exterior. Pero aquí cada vez que se habla de ello cae en oídos sordos…

En Canarias el turismo pesa el 35% del PIB y copa el 40% del empleo, lo que hace que la crisis que se avecina (otra vez por motivos ajenos a nosotros) sea mucho mayor en esta tierra que en otros territorios dado que, como se vislumbra, el turismo tardará en recuperarse por razones obvias. Además de que, en el mejor de los casos se verá muy mermado y no se recuperarán las cifras de los últimos tiempos…

Es el momento de planificar a corto, medio y largo plazo un modelo económico que incluya la diversificación en diversos sectores económicos y productivos. Y eso no es tarea simplemente de quienes estén en el Gobierno de las islas. Es tarea de todos los sectores: deben implicarse las autoridades que rigen la Comunidad Canaria, deben arrimar el hombro los partidos de la oposición, deben entrar en el debate el empresariado de las islas, los sindicatos, los expertos económicos, los agentes sociales, todo aquel que pueda aportar algo y debe plantearse un debate profundo…

La experiencia ha dejado claro que el turismo de masas no es sostenible. Que puede ser más rentable económicamente y más beneficioso para un territorio frágil y fragmentado como el nuestro, un turismo de calidad que ocupe menos espacio y deje más beneficios

Hay que reducir nuestra dependencia alimentaria del exterior. No es de recibo que Canarias importe más del 80% de los alimentos que se consumen en las islas. Sabemos que el actual Gobierno de Canarias ha puesto en marcha un Plan de Soberanía Alimentaria y es parte del camino a seguir…

Quizás sea hora también de apostar decididamente por la manufactura canaria. Existen proyectos tímidos en ese sentido (empresas que comercializan el aloe vera, el impulso que está dando el Cabildo de Gran Canaria con el programa de actuación Gran Canaria Moda Cálida, etc.). Son sectores que hay que potenciar…

Tenemos también las mejores condiciones del planeta para el uso, el fomento y el desarrollo de las energías renovables y sin embargo estamos en la cola debido a pésimos Gobiernos del pasado más interesado en negocios turbios que en la utilidad pública que estas energías conllevan. Ya no solo en la acción beneficiosa para el medio ambiente, que también, sino en el ahorro que supone su utilización y ¿por qué no convertirnos en fábrica de aerogeneradorespaneles y demás que podamos exportar dada nuestra situación privilegiada?…

Lo mismo con respecto a cultivos que cada vez cuesta más exportar: si se produce tomate y cada vez es menos rentable y más difícil su exportación a Inglaterra ¿no sería factible montar envasadoras y enlatarlo? lo mismo quizás con la piña y otros productos. No digo que sea una solución. No soy ningún experto en el tema, pero sí digo que hay que buscar nuevas posibilidades de abrir mercados…

Lo cierto es que, como se comenta más arriba, debe plantearse un debate profundo donde estén representados todos los sectores. Donde el fin último no sea buscar una alternativa al turismo, sino replantear el modelo turístico y plantear y potenciar nuevos sectores que, no solo reduzcan nuestra dependencia del exterior, sino que, además, sean posibles dinamizadores económicos para que, en caso de fallar un sector de la economía, el trauma producido sea menor. Canarias lo necesita…



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: