Menú principal

María Sánchez: ¡Insolidaridad!

Opinión. “Cuando la desobediencia, irracionalidad y falta de respeto rompen las reglas del juego, no sólo pierdes tú, injustamente, también pierden los demás por tus irresponsabilidades”

Hola querida niña, querido niño, hoy he deseado dedicarte mi artículo para felicitarte por ser tan valiente, tan consciente de los momentos que estamos viviendo.

Este confinamiento es duro para todos, pero muy en especial para ti que, por la edad, tendrías que estar disfrutando de los juegos con los amigos, de visitar a los abuelos, de ir de paseo con tus padres.

Pero, desgraciadamente, sin ser culpable de nada, te ves encerrado en tu casa, inventando juegos que terminan por cansarte. Estoy segura de que estás deseando volver al colegio, con la de veces que lloraste porque no querías ir ¿Pero ahora es distinto verdad? Ahora no tendrías pereza para levantarte de la cama, no harías rabiar a mamá para tomarte el desayuno, seguro que estás pensando en aquel amigo con el que peleaste en el recreo y al que estás deseando ver para hacer las paces y volver a jugar con él.

Pero al final, hoy has podido salir acompañada/o por uno de tus padres siendo consciente de las normas que se deben guardar. No sabes cómo me alegró esa noticia.

Sin embargo, esa alegría me duro muy poco y sentí mucha tristeza cuando vi el comportamiento de algunos adultos que se saltaron a la torera todas las recomendaciones.

Se rogó que debían llevar mascarilla y guantes, no ir a la playa, guardar la distancia, pero no han hecho caso y se saltaron todas las normas. ¿Sabes qué puede ocurrir por esta desobediencia? Que ya no puedas salir de nuevo, cuando esto ocurra los mayores dirán que la culpa es del Gobierno, pero, tú que eres más inteligente, le vas a contestar “No mamá, no papá, la culpa es tuya por no respetarme a mí y al resto de las personas, si tú hubieras cumplido yo podría salir de nuevo” Lo siento por ti querida niña, querido niño.

Imagen archivos web-de uso ilustrativo


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: