Menú principal

El Comentario ¡Aislamiento, necesario!

Ayer ya se dio la noticia que teníamos que haber dado por hecho desde que Pedro Sánchez, en la capital del reino, hablaba para toda España, dándonos las claves de la situación que se vive por el coronavirus

No fueron suficientes esas advertencias, hicieron falta otras reuniones más cercanas para entender lo que significaba no poder permitir encuentros en recintos cerrados y externos que pudieran participar o aglutinar a partir de un millar de personas.

Ayer destacaba los Carnavales en Gran Canaria, principalmente los de San Bartolomé de Tirajana y los de Telde, pero no seriamos justos si dejamos sin mencionar otros que, aunque no tengan una participación mayor, si consiguen cumplir con sus objetivos en el núcleo poblacional donde se celebran también sus fiestas de carnavales como, Arguineguín (Mogán) y Agaete, entre otros actos de barrios menos multitudinarios en Gran Canaria.

Tenemos que ser contundentes con estas medidas, no seamos tozudos e ignorantes, aquí lo que manda es nuestra salud, el resto todo es posible volver a recuperarlo. No vamos a tomarnos mal que nuestros políticos más cercanos gasten su tiempo, el que le pagamos entre todos nosotros en los paripés de intentar salvarnos la vida con suspensiones de eventos, cuando se lo hubiesen ahorrado cumpliendo sencilla y llanamente con lo que han dicho los profesionales sanitarios, tenemos que huir de las masificaciones de personas y si nos apuramos un poco no hacemos nada malo si por un tiempo prudencial optamos cada uno en sus posibilidades de auto aislarnos y así contribuir a que el virus no se propague.

No es ninguna alegría ni tampoco considerar el más mínimo atisbo de perversidad, si deseamos que por ahora el esfuerzo por parte de la administración pública sea de facilitarle la vida a la población y no será nunca mejor que, no complicarle la vida con ridículos encuentros sociopolíticos que solo pueden contribuir a entorpecer la rápida recuperación de la normalidad en la sociedad.

Ahora toca que, nuestros políticos tengan de verdad de la buena altura de miras y eso se consigue siendo unos verdaderos servidores públicos, sin importarles los beneficios políticos, anteponiendo el interés general sobre todas las cuestiones, y en estos momentos el interés general se llama cuidar nuestra salud.

Nuestros políticos no pueden molestarse si en estos momentos de crisis se les exige que la preocupación sea, ahora más que nunca, evitar complicarles la vida a los vecinos, y para eso es primordial que los servicios básicos gocen de un funcionamiento ejemplar, sobre todo lo relacionado con la limpieza y salubridad pública. Ya lo hemos dicho, y presumimos de hacerlo saber, que la ley natural es el mayor aliado de los ciudadanos, del pueblo y que aquellos enterados políticos que intentan destacar por su ignorancia y creerse poderoso por su situación social, que sepan que no escapan, también está en esa lista donde, la desgracia no entiende de clase social ni condición política.

Apostemos todos por hacer un frente común, aunamos esfuerzos, todos a una y posiblemente consigamos al final, derrotar o arrinconar al virus, pero antes, aceptemos que nos espera un camino con algunas espinas y tropezones, de los que tenemos que recuperarnos y con todas las fuerzas posibles seguir avanzando y seguro que al final encontramos nuestra recompensa, vencer.

Audio_El Comentario Jueves-12 03 2020



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: