Menú principal

El Comentario ¡Pueblo chico, gente grande!

La Aldea no se merece, al igual que en ningún otro municipio, que se les sumen más desdichas a las que ya se arrastran, paro, lejanía, despoblación…

El 10 de enero estuvo en los estudios conmigo, Pedro Suárez, portavoz y candidato a la Alcaldía en las elecciones pasadas por Nueva Canarias en el municipio de La Aldea. Él nos hizo un recorrido de las diferentes cuestiones que considera que no funcionan en el municipio aldeano, prevalecía una que ya le preocupaba, pues según nos contaba, los vecinos de La Aldea estaban inquietos por los últimos sucesos de inseguridad que se estaban dando.

Yo tuve la gran suerte de compartir un tiempo laboral de cerca de cinco años en el municipio. Cuando llegué, un año antes del euro, me encontré un municipio donde, sus puertas se mantenían entreabiertas, sin miedos y con total seguridad.

Creo no equivocarme si digo que existían cinco entidades bancarias en activo con sus correspondientes directores y empleados. Se vivía con cierta bonanza, en La Aldea llegué a ver como preocupaba la cotización de la libra esterlina. La Aldea, aun sufriendo el aislamiento al que ha estado sometida, ha sabido sobrevivir y en algunas cuestiones empresariales, con notas de sobresaliente por su exitoso ejemplar funcionamiento, como han sido las cooperativas agrarias.

Después de hablar con Pedro Suárez, también hombre de confianza en el Cabildo grancanario, en la Consejería de Soberanía Alimentaria, hablamos con el alcalde, con Tomás Pérez y él nos decía que, había últimamente alguna intranquilidad pero que no iba más allá de situaciones puntuales.

Según tengo entendido, el malestar se hace notorio cuando varias circunstancias se dan la mano. La falta de agentes de la policía local, demorándose mucho las sustituciones que deben de darse, creando un vacío importante que la población echa en falta.

El puesto de la Guardia Civil, en plan oficina del gobierno, hasta el mediodía y suculum, y parece que tenemos que darles las gracias porque aún prevalece el puesto en el municipio. Estas circunstancias mencionadas no serían importantes si no sumáramos la desgracia del aumento de necesidad en algunos “familios” con cierta adicción que les hace complicarse la vida y la presencia últimamente de algunos viejos amigos de lo ajeno que andan respirando los buenos aires de la libertad.

Un cúmulo de actos y de situaciones que no siembran tranquilidad alguna entre los vecinos del municipio, máxime cuando los afectados por algunos altercados provocados, son personas mayores y con escasa posibilidad de poner resistencia a los amigos de lo ajeno, aunque algunos lo han intentado poniendo en riesgo su integridad física, sufriendo cortes de arma blanca.

En La Aldea como en cualquier otro municipio, aunque posiblemente ahí con algo más de sensibilidad, las cuestiones que puedan afectar a la imagen del municipio cuando existe algo que lo puede estar alterando, existen los que creen que deben de airearlo y los que consideran que es mejor aguantar un poco y solucionarlo de puertas adentro, no siempre se consigue una cosa o la otra, la realidad es la que es y todos tenemos que procurar que el daño no llegue a ningún hogar.

Las autoridades deben de poner la preocupación vecinal, con las pruebas pertinentes en los despachos de esas otras instituciones supramunicipales para que se busquen soluciones, y si se ha hecho, hágase saber, La Aldea no se merece, al igual que en ningún otro municipio, que se les sumen más desdichas a las que ya se arrastran, paro, lejanía, despoblación…

Lo que está claro es que, a veces nuestros mandamases, no los del pueblo, sino los de las instituciones que pueden poner los medios, Cabildo, Gobierno de Canarias, Delegación del Gobierno, necesitan que se les haga saber que queremos soluciones, sea con puesto de 24 horas de Guardia Civiles, completar la plantilla de la policía local o, mientras, que envíen la policía canaria, que para algo debe de estar.

Audio_El Comentario Jueves-05 03 2020



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: