Menú principal

María Sánchez: “Sororidad”

Opinión: El término Sororidad, es la hermandad entre las mujeres en relación con los temas sociales de género

Sororidad es una palabra latina derivada de Sóror que significa hermana por lo que está vinculada a la unión, respeto y amor entre el género femenino. Esta frase la escuchamos cada vez con más frecuencia en los temas relacionados con la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, en las campañas de violencia de género o al colectivo feminista en las manifestaciones para erradicar el machismo.  

La palabra Sororidad comenzó a ser usada en el área de ciencias sociales como concepto y creación de vínculos y alianzas entre las mujeres, con el fin de luchar contra las opresiones del machismo y matriarcado.

Ha servido para conocer la lucha feminista que tantas críticas e intolerancias ha sufrido por desear erradicar la supremacía del hombre sobre la mujer.

Es una forma de enfrentarse a los problemas sociales mediante la unión entre las mujeres creando así el empoderamiento, proceso por el que las mujeres consiguen dominio y control sobre su propia vida.

Sin embargo, a pesar de toda esta lucha por una igualdad justa y de derecho, hay mujeres que aún critican estos movimientos por estar ancladas en la arcaica idea de creer que el hombre es un ser superior, al que debemos estar sometidas desde que nacemos. Han llegado a insultar a este gremio de luchadoras diciendo de ellas que son marimachos.

Son aquellas que confunden la palabra igualdad con la de falta de respeto o superioridad de la mujer sobre el hombre. No, señora, la igualdad es tener los dos géneros los mismos derechos y obligaciones. Es compartir las tareas del hogar, cuidar y educar a los niños, es tener la libertad de salir una noche con amigas sin ser tratadas como prostitutas.

La igualdad debe aprenderse en la casa viendo como entre sus padres no hay superioridad por parte de ninguno de ellos, no crecer viendo como las mujeres son las que cocinan, lavan y llevan la carga de las tareas del hogar.

No piensen, estimados lectores que hablo por hablar, lo hago con conocimiento de causa, con la experiencia triste, en ocasiones, de escuchar a mujeres criticar a otras por salir con ropa ceñida o faldas cortas, no poniendo en duda que, con estos atuendos incitan a la violación. Ante esta afirmación contesté que los hombres van sin camisa o pantalones tan ajustados que marcan sus órganos sexuales y no por ello son asediados por las mujeres.

Otra de estas tristes experiencias la tuve con una señora mayor que siempre servía primero al hombre que se encontraba presente en ese momento. Al preguntarle por qué hacía esto me contestó -porque él tiene un par de (atributos) que nosotras no tenemos y que lo hacen superior- no pude contenerme a lo que contesté -cierto, así es, pero tú como mujer tienes dos mamas que alimentan al recién nacido, dos ovarios que ayudan en la concepción de un nuevo ser y, sobre todo y por encima de todo tienes una matriz que alberga a un nuevo ser y ahora dime ¿Quién tiene más mujer?”

 



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: