Menú principal

El Comentario ¡Que corra el aire… del bueno!

Greenpeace recuerda hoy que la contaminación del aire, como la tormenta de arena que sufrió Canarias el pasado fin de semana, es un asesino mucho más silencioso que el coronavirus con cerca de 7 millones de muertes al año

No contamos con ninguna bola mágica ni nos gusta pregonar las desgracias que se pueden dar por imprudencias públicas no controladas, posiblemente por desconocimiento y otras por despreocupación y dejación de responsabilidades.

Desde este lunes pusimos ojo avizor a lo que habíamos vivido un poco a la ligera por parte de nuestros gobernantes responsables de la salud pública, pues no se consideró con la peligrosidad que conllevaba la visita de la calima a nuestro archipiélago.

Álvaro Monzón en su visita a nuestros estudios ya lo dejaba sobre la mesa, habíamos convivido con el aire más tóxico en el mundo, el domingo pasado y, los avisos y las medidas a tomar no fueron del todo acorde a los peligros que se podían vivir si te exponías a respirar, sin ninguna precaución, lo que la calima nos ofrecía.

Hubo políticos tan atrevidos que importándoles poco o nada lo que ocurría, invitaban a pequeños y mayores a vivir en la calle el carnaval chicharrero, ¡demencial!

Hoy nos la dan en la frente una ONG con el sobrado reconocimiento de la Sociedad de saber de lo que hablan, nos referimos a Greenpeace. Greenpeace recuerda hoy que la contaminación del aire, como la tormenta de arena que sufrió Canarias el pasado fin de semana, es un asesino mucho más silencioso que el coronavirus con cerca de 7 millones de muertes al año.

Nos completa la información diciéndonos esta ONG que, 9 de cada 10 personas en el mundo respiran aire contaminado y en España fallecen casi 35.000 por esta causa, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Dice en su comunicado Greenpeace que, se trata de una crisis de salud pública con casos de neumonía infantil, bronquiolitis y crisis asmáticas que se disparan por la presencia de partículas microscópica que se consideran sustancias cancerígenas de primer orden. No deja atrás las culpas de esas otras emisiones ligadas al transporte que son las que están creciendo, superando los máximos legales permitidos en ciudades como Madrid o Barcelona, perjudicando especialmente a la población más vulnerable como menores, tercera edad o personas con enfermedades respiratorias.

Vemos que no es cuestión de simpatizar más o menos con nuestros gustos de fiestas sí o fiestas no, se trata de ir adaptándonos a los nuevos tiempos y nuestros políticos están ahí y deben de ir aprendiendo que, no solo se pueden quedar en que han oído algo sobre el cambio climático y de los problemas que ocasionarán a la población, incluyendo a los políticos, sino sabemos prevenir los mismos.

No es exclusividad de Canarias, bien lo sabemos, pero es aquí donde nos toca arrimar el hombro y de pedir que se pongan las pilas para que no hagan de nuevo el ridículo con otra calima que pueda visitarnos y no sepan que debieran de insistir y hasta prohibir cualquier tipo de actuación a la intemperie, aunque paralice una jornada la liga de fútbol o de cualquier otro deporte que se practique al aire libre.

La advertencia está ahí, la ONG bien que lo deja dicho, España es uno de los países que más va a sufrir las peores consecuencias, en forma de olas de calor, sequías, pérdida de especies o fenómenos meteorológico extremos, no creo que sea necesario comportarnos como necios e irresponsables ciudadanos, soy de los que creo que no tenemos mucho tiempo para demostrarnos que queremos salvar el planeta, no podemos dejar que la improvisación nos domine y que los remedios nos mate antes que la enfermedad.

Audio_El Comentario Jueves 27 02 2020



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: