Menú principal

El Comentario ¡Santiago y cierra Santa Lucía!

Lo que vivimos la semana pasada en Santa Lucia, para la gente normal tuvo que haberse dado desde ese mismo momento en el que sucedieron los diferentes acontecimientos

Primero vivimos el capítulo de la denuncia de la concejala de Unidas Podemos que se sentó ante un micro para decir que el alcalde era un dictador y que no le dejaba trabajar como ella quería. Aquella denuncia salió en procesión, propios y extraños oíamos a Beatriz despotricar políticamente del alcalde hasta en los mismos plenos y ella seguía con su condición de concejala en el grupo de Gobierno y con la primera tenencia de Alcaldía, tuvo que ser la propia formación que la presentó la que la echara para que el alcalde la cesara como primera teniente de alcalde y la dejara sin remuneración, aunque sí con sus Concejalías.

Primer error del alcalde; tuvo que haberla dejado fuera del Gobierno desde que públicamente lo denunció como un alcalde dictador. No fue así, Santiago abogó por tender puentes al dialogo, a la reconducción de la situación y a trabajar en equipo en favor de Santa Lucía. El alcalde cometió un craso error, se extralimitó en dejar a Beatriz como alcaldesa en funciones mientras él estaba de vacaciones.

En ese tiempo, Santiago pudo comprobar a su regreso que estaba muy mal acompañado en ese pacto de Gobierno, y no lo decimos nosotros, lo dijo él en su momento, el propio alcalde que tuvo que sentarse con el secretario para encaminar el zarpazo administrativo que habían tramado los expulsados hoy del gobierno y la propia Beatriz al frente en el tiempo que estuvieron con el bastón de mando a su alcance.

Cuando llegó el alcalde y vio lo que allí se cocía, tampoco hizo lo que todos esperábamos, que pusiera fuera del grupo de Gobierno a los concejales de Agrupación de Vecinos. Digo lo que todos esperábamos, porque lo denunciado por el alcalde no era una denuncia cualquiera, se había cometido unas tropelías administrativas que, según podíamos saber, rozaban la línea roja que marca las leyes de la administración pública.

Santiago volvió a tender puentes, esta vez más largos, pues eran más a cruzarlos, pero de nada le valió, todo lo contrario, se vinieron arriba y lo llevaron a él a los juzgados, como si el delincuente fuera él por no haber permitido todas las cosas feas que pretendía hacer ese grupo mientras él estaba de vacaciones.

Desde fuera veíamos una situación surrealista, no dábamos crédito, aquellos que conocíamos, o creíamos conocer un poco, políticamente a Santiago, cada vez nos lo ponía más complicado poder extender esa confianza y esperar a alguna señal que nos dijera que iba por el buen camino.

Nos costaba creer que fuera así, porque lo que se daba dentro de ese pacto ya olía mucho a podrido, el olor cada día era más pestilente políticamente.

El alcalde aguantó estoicamente hasta que lo citaran los juzgados, llevado por los propios denunciados por él, políticamente. He ahí donde se dio la luz, después de lo que allí se dictó, Santiago Rodríguez no tuvo dudas ni le tembló el pulso para poner a esa cuadrilla con los decretos pertinentes de cese, fuera del gobierno municipal.

Somos muchos los que pensamos que se ha podido perder un tiempo precioso con este jaleo viviendo dentro del Consistorio, igual se tuvo que haber cortado de raíz desde el primer aire que se dio.

Bueno ahora toca conformar otra mayoría, los expulsados con uno en el limbo, pues igual se piensa que es mejor el remedio que la enfermedad, ya tiraron pal’ monte anunciando su moción de censura con quien quiera contar con ellos, menos Fortaleza, no importándoles ni siquiera si les dan o no poder.

Lo cierto y la realidad es otra muy distinta, Santa Lucía se merece un respeto y parece ser que existen políticos y formaciones políticas con las ideas claras y con un solo interés, Santa Lucía de Tirajana.

Audio_El Comentario Lunes 17 02 2020



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: