Menú principal

El Comentario ¡Obras son amores y no buenas intenciones!

Empezamos una semana donde el optimismo nos debe de cargar de fuerzas y pensar en un futuro mejor y más esperanzador para conseguir una ciudad mejor

Me refiero a Telde y les sitúo en consecuencia. El sábado pasado como es habitual en mí, amplío mi radio de caminata mañanera, suelo rodear el parque urbano de San Juan, cuál fue mi grata sorpresa, al no ver en el espacio habitual, creo que más de un año, ese material que hacía posible que alguien se cobijara en las noches entre cartones, mantas y algún colchón abandonado, en ocasiones.

De aquí atrás le recriminaba todas las veces que hablaba del tema la situación al concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Telde, a la persona de Diego Ojeda, por su responsabilidad política, hoy, si lo que vi no es fruto de mi imaginación o de una limpieza improvisada, valla mi felicitación por lograr tener la situación controlada.

Estas cuestiones, no se me esconde que ni son propiciadas por el político ni por la alegría de alguien que quiere dormir a la intemperie, son situaciones que surgen de sopetón y que son muy complicadas de solucionar, a veces se consigue por las vías pertinentes de los servicios sociales y otras muchas, por la propia voluntad del afectado, que no ha querido o no ha aceptado las ayudas institucionales con sus condiciones previas. Pero sin duda, y esto bien lo saben ellos, mientras exista el problema, todos señalamos al político de turno, pues cuando se resuelven actuemos igual de críticos, pero esta vez con efecto contrario, felicitando al concejal y animarle a que continúe manteniendo una ciudad atendida en las necesidades perentorias de las personas que lo pasan mal. Insisto, felicito a Diego Ojeda concejal de Servicios Sociales de Telde, esperando que el lograr no tener a ninguna persona durmiendo en las calles, se mantenga todo el tiempo que se pueda o al menos, que no sea nunca por no hacer lo indecible desde la institución para que así ocurra.

Por otro lado, la perseverancia, la insistencia y el no cesar de buscar los recursos económicos necesarios, va a hacer posible que, el compromiso abanderado por Nueva Canarias en sus campañas electorales, al frente, su presidenta en Telde, Carmen Hernández, sea una realidad, al fin, más pronto que tarde en esta legislatura.

Al finalizar esta semana pasada, Carmen Hernández con su equipo de trabajo, hacia lo posible para que Telde supiera que ya está a punto la apertura de la primera de las Escuelas Infantiles, cerrada por el tan cacareado plan de ajuste. Telde se coloca, al menos, en la pista de salida, no ha sido ni será fácil, es un tema muy enredado, además, las cuestiones relacionadas con esa actividad educativa han tenido sus cambios, a los que tendrá que adaptarse en esta nueva singladura.

Se ha conseguido por un lado que, la subvención que daba el Ministerio de Educación se prorrogue, una subvención de un millón y medio de euros y por otro lado, el proyecto se ha encargado a la empresa municipal Fomenta.

Se calcula que las tres escuelas infantiles podrán acoger a unos 450 niños. Una vez más, el fin principal de estas escuelas es que, las familias más vulnerables con situaciones de menos recursos sean los casos prioritarios para considerar.

Todas las familias teldenses podrán incluir a sus hijos en los centros, será un medio que tendrán todos los vecinos y no solo aquellos con poder adquisitivo suficiente como para poder permitirse un centro privado. 450 plazas que se espera sean gestionadas por los Servicios Sociales.

Telde está de enhorabuena y, en esta crónica de hoy, todos los aplausos se los lleva los gestores de Nueva Canarias, en un gobierno municipal donde hay por delante mucha tarea por hacer.

Audio_El Comentario Lunes 27 01 2020



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: