Menú principal

En El Mostrador se presenta el proyecto de Lidia López Muñoz basado en una historia real de calado sensible y muy humano

La enfermera, con una emoción contenida y a flor de piel comenta; “Cada rincón de El Rocío está hecho para mi padre, los usuarios deben saber que el cariño como un padre va a estar presente allí, se les va a tratar como si fueran sus padres”

Lidia López pone en antecedente a los oyentes de El Mostrador de Ezequiel López, sobre como surgió la idea de poner en marcha el proyecto para un centro de día en Valsequillo. Una historia que arranca de la enfermedad de su padre con Alzheimer, Lidia comenta que, mientras la enfermedad no llegó a un estado avanzado, su familia pudo hacerse cargo, pero una vez en ese punto y con ellos trabajando se hacía imprescindible un centro. Lo más cercano, Telde y Tafira, pero conciliar los horarios no solo era difícil sino improbable, el último problema su traslado a Tenerife para trabajar, la única solución, poner una persona que cuidara de su progenitor en su propia casa. A raíz de ahí surge la idea y la propia necesidad, no solo de ella y su familia, sino, la de muchísimas familias que están pasando por una situación igual, con esta u otra enfermedad o ninguna, pero de dependencia.

Un proyecto con el que llevamos 4 años de temas burocráticos, pero que, en nuestra mente anida desde hace más años. Oficialmente al frente, estamos mi marido y yo, detrás está toda la familia que saben lo que es porque lo hemos pasado juntos.

El centro de día ‘El Rocío’, abrirá D.M. el próximo día 3 de febrero, ubicado en el mismo centro de Valsequillo, lo más accesible posible para todos, en la calle, Isla del Hierro nº3, cuenta con 17 plazas y tendrá un horario de 08:00 a 19:00 horas de lunes a viernes, tiene un amplio horario y no necesariamente tienen que acceder a él completamente. El centro dispone de un teléfono para concertar visita al centro 633 486 085, durante estos dos meses, comenta Lidia, ‘hemos estado ofreciendo visitas guidas, para que los usuarios y familiares conozcan las instalaciones, vean las distintas opciones y conozcan las ofertas que tenemos’.

Nuestro principal objetivo es proporcionar un servicio de calidad a personas que se encuentren en una situación de dependencia y ofrecer un respiro familiar a las personas que actúan de cuidador principal. El tratamiento al usuario estará centrado en él, se respetarán sus gustos de manera que encuentre en El Rocío una segunda casa, donde se sienta a gusto y en familia.

Esta integrado por diferentes estancias, accesible, agradable y hogareño, con actividades dirigidas a fomentar el envejecimiento activo, potenciar las relaciones sociales, trabajar la autoestima y favorecer la autonomía personal.

Cuentan con servicio de comedor, a través de un servicio de catering, ‘tendremos tentempié por la mañana y por la tarde y tenemos planificado talleres de alimentación’, ahora que llega las fiestas de los almendros en flor, se puede idear con los usuarios hacer dulces típicos con almendra, para una merienda’.

El equipo ha hecho un gran esfuerzo y ha pensado en todo, sabiendo las carencias y problemas que pueden tener los familiares, por ello, también ha pensado en los traslados, poniendo a disposición un transporte propio para los mismos.

Contará con un Equipo de profesionales de referencia, cercanos y de confianza, un equipo según Lidia que, ‘tiene la misma visión que yo’ contaremos con un trabajador social, dos auxiliares y un fisioterapeuta. A medida que vaya creciendo el número de usuarios se irá aumentando la plantilla en proporción.

El proyecto está pensando para que sea grande, y, en un futuro si las cosas se dan bien, nuestro planteamiento es, quizás, una ayuda domiciliaria, pero lo importante ahora es dar el primer paso

En este centro se puede solicitar plaza independientemente de que sea vecino/a, o no, de Valsequillo, estamos abiertos a cualquier municipio. Es un centro para mayores, “está claro que somos un equipo de profesionales que velará por lo mejor para el usuario, si es una patología que se va de nuestras manos, lógicamente lo derivaremos a un centro más especializado, pero si es una patología en la que se pueda integrar pues se quedará con nosotros el tiempo que su patología lo permita”

Con un puro sentimiento contenido y a flor de piel, Lidia termina con una frase muy emotiva:

Cada rincón de El Rocío está hecho para mi padre, con lo cual, quiero dejar en la cabeza de todos usuarios, que el cariño como un padre va a estar presente allí, se les va a tratar como si fueran sus padres, porque todo el lugar está hecho como si fuera para mi padre, con lo cual, imagínense, más cariño imposible”

Pueden escuchar el contenido completo de la entrevista a través del siguiente enlace de audio

Audio-entrevista por Ezequiel López-El Mostrador

Redacción -Lucía Santana-Canariasopina.com



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: