Menú principal

CC-PNC impulsa una moción para que los 88 municipios y los 7 cabildos de Canarias defiendan el mar canario

Barragán: “Las instituciones canarias no pueden quedar impasibles ante el nuevo intento de Marruecos de extender su soberanía”

El texto de la moción defiende la titularidad del Estado y de la Comunidad Autónoma sobre las aguas canarias

Coalición Canaria-PNC presentará en los 88 municipios de Canarias y en los siete cabildos una moción en defensa del mar canario. El texto responde a la aprobación, esta misma tarde por parte de Marruecos, de dos leyes que cambian la delimitación de la frontera marítima del reino alauita y que afecta de forma directa a Canarias.

El secretario general de los nacionalistas canarios, José Miguel Barragán, espera que todas las instituciones canarias, así como la sociedad civil, respalde el contenido de una moción que recuerda que la soberanía sobre aguas canarias no corresponde a Marruecos. Para Barragán, “las instituciones canarias no pueden quedar impasibles a este nuevo intento de Marruecos de extender su soberanía sobre aguas que no le corresponden, interfiriendo sobre el control sobre las aguas canarias, que corresponde al Estado y a la Comunidad Autónoma de Canarias, según la distribución de competencias legalmente establecidas, especialmente por el Estatuto de Autonomía, aprobado en 2018”.

El líder nacionalista apunta que “sin duda Marruecos aprovecha la controversia sobre nuestras aguas y sobre los límites marítimos de España, así como el inconcluso conflicto internacional sobre el Sahara, para lanzar este órdago al que debe darse respuesta desde los organismos internacionales a instancias del Estado español”.

La moción, que empezará a partir de hoy mismo a registrarse en todas las instituciones canarias recoge la exigencia al Gobierno del Estado de que, de forma inmediata, eleve una queja ante la Naciones Unidas ante la decisión de Marruecos de aprobar unilateralmente “una delimitación de su frontera marítima que se apropia de unas aguas jurisdiccionales que no le pertenecen y que afectan de lleno a las Islas Canarias y al Sahara Occidental”.

Asimismo, insta al Gobierno de España a que abra también de forma inmediata “una vía diplomática con el reino de Marruecos para que desista de sus ínfulas soberanistas sobre el mar que rodea a Canarias y que se avenga a las soluciones previstas para estos casos en los acuerdos de la Convención de Montego Bay del derecho en el Mar”.

Pero para los nacionalistas canarios, el alcalde de esta moción en defensa del mar canario debe ir más allá y debe recabarse, con el impulso de las administraciones canarias, el apoyo de todos los colectivos sociales y económicos de ámbito local, insular o autonómico para que, públicamente, manifiesten su apoyo al contenido de la moción Corporación tenga relaciones a que apoyen los contenidos de esta moción como una muestra de defensa de nuestro mar y de Canarias.

Y, finalmente, la moción insta a todos los grupos parlamentarios en las Cortes Generales y en el Parlamento de Canarias, así como a los Grupos en el Parlamento Europeo a que adopten acuerdos “en defensa de nuestro mar haciendo ver a Marruecos que sus medidas unilaterales en esta pretensión son inútiles”.

El texto de la moción recuerda que la delimitación de las aguas canarias siempre han sido asunto de controversia dada la complejidad del derecho marítimo y la condición de Archipiélago perteneciente a un Estado, a lo que se une la cercanía a las islas portuguesas, a Marruecos y a las aguas costeras de la zona del Sahara Occidental.

Asimismo, reconoce que a lo largo de los años establecer las normas que deben regir las fronteras marítimas entre los países no ha estado exento de dificultades y si nos remontamos a la última convención que sobre este tema tuvo lugar en Montengo Bay, en 1982, quedaba establecido que la soberanía sobre las aguas abarcaba hasta las 12 primeras millas de la costa; hasta las 200 millas se extendía la Zona Económica Exclusiva(ZEE), sobre la que se tiene una soberanía limitada y esto se refleja en el modo previsto para su establecimiento ya que la convención estableció que no se puede establecer unilateralmente; y la plataforma continental que se extendería hasta las 350 millas.

Así, apunta la moción que para el trazado de la ZEE se requiere un acuerdo entre los Estados con costas adyacentes o situadas frente a frente. Si el acuerdo definitivo no es posible, el convenio establece que los estados harán todo lo posible por alcanzar un arreglo provisional.

La moción recalca que en esta situación de indefinición, en la que todavía no están clara los límites marítimos de España, “Marruecos ha decidido unilateralmente fijar sus fronteras marítimas mediante la aprobación de dos proyectos de ley, por los que se anexionaría las aguas del Sahara Occidental, afectando a los intereses del Archipiélago y del Estado español en un amplio espacio al suroeste de las islas, tanto en su delimitación de la Zona Económica Exclusiva como de la plataforma continental”. De ahí la necesidad de buscar un frente común en defensa del interés de todos los canarios y canarias, ya que Marruecos considera que esta decisión responde a sus derechos como país soberano a establecer sus límites territoriales y prevé la integración del mar frente al Sahara Occidental, territorio del que no es soberano y por lo que contraviene las leyes vigentes que fijan el límite sur de su costa en la ciudad de Tarfaya.

Para Barragán queda claro que con la nueva normativa que se prevé ratificar hoy Marruecos extiende su tutela jurídica sobre el espacio marítimo que incluye el Sahara Occidental hasta la ciudad de Lagüera y en el noreste hasta Saidia, fronteriza con Argelia; y hacia la zona suroeste del Archipiélago, estableciendo un contencioso sobre España que ya presentó ante Naciones Unidas una solicitud de ampliación de la plataforma continental más allá de las 200 millas marinas.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: