Menú principal

El Comentario ¡Obras son amores, y otra cosa, los titulares de prensa!

Creo que, del Gobierno nacional nos hemos ocupado dentro de nuestras limitadas posibilidades, no tenemos abuela, de la mejor manera que hemos creído y sabido

Mientras, nuestro Gobierno municipal, “ni fu, ni fa”, una expresión ésta que solemos utilizar para indicar indiferencia o que algo no nos provoca emoción alguna

Ya estamos a mediado del mes de enero del 2020, y estamos captando como Telde, intencionadamente o no, está a lo que viene, a aquello que apuntaron hace poco más de un mes, en un parecido dossier donde nos quisieron deslumbrar con todo lo que habían conseguido en noventa días, parece como si estuvieran intentando hacer real aquello que apuntaron y que muchas cuestiones de las que allí se apuntaban eran las mismas que tenían que resolverse antes de empezar este nuevo gobierno.

Sin ánimo de desanimarles, no les estamos viendo en casi nada, solo destacamos en estos casi siete meses ya, acciones que estaban pendientes en instituciones supramunicipales, como es el último caso de los asfaltos que hemos denunciado por aquí, en las carreteras llamadas rurales, que estaba prometido desde la legislatura pasada y que parece que llega algo desde el Cabildo, desde la Consejería de Soberanía Alimentaria de Miguel Hidalgo, y que los vecinos están en alerta para que el asfalto, cuando llegue, sea para quedarse y no para levantarse por otras obras pendientes a las semanas siguientes.

También destacamos la pérdida de 11 puestos de trabajo, con una subvención de medio millón de euros en Servicios Sociales que el propio concejal ha apuntado que era muy complicado conseguirla, según sus conocimientos de gestión política.

Los plenos, hasta ahora, muy poco han variado, con el gran acontecimiento de contar, parece, muy pronto en acción con un nuevo presupuesto que ya está aprobado en pleno y cumpliendo con su exposición pública.

Han querido significar también que, pronto en Telde se podrá hablar de un plan de ordenación adaptado a los nuevos tiempos y leyes. Los planes de Ordenación Urbana en Telde que los diferentes responsables de Urbanismo han querido aprobar en pleno, hasta la fecha, no han corrido con mucha suerte, se han vendido que da gusto, pero siempre han terminado las legislaturas y el plan durmiendo el sueño de los justos o de los injustos. Lo cierto es que, Telde se ha desangrado económicamente precisamente por esos planes que algunos han tenido a bien de presentar y nunca ejecutar.

Tenemos Gobierno nacional, Gobierno regional, Gobierno insular, ¡pónganse a trabajar señores políticos!, ya no hay disculpas. Posiblemente algunos necesiten que se les diga que el tiempo de pregonar ya está acabado, ahora hay que dar trigo.

Los ciudadanos de cualquier municipio quieren que los servicios básicos luzcan con luz propia, que las calles estén limpias, que las vías estén en condiciones de circular sin que dejemos piezas del coche por el camino, que el alumbrado no nos deje a oscuras en parques y calles del municipio con importante tránsito peatonal, que la recogida de residuos y sus contenedores estén en condiciones óptimas y no aburran a los usuarios.

La ciudadanía actual no es exigente en cuanto a mostrarse en público, en la calle, en plazas, ahora los políticos lo tienen mejor , las bullas se la dan a través de las redes, no sé cuánto tiempo durará ese método y si su eficacia es la deseada, lo cierto es que la calle sigue siendo el lugar con mayor repercusión a la hora de lograr que los políticos escuchen.

Ojalá nuestros políticos no necesiten de nuestras llamadas de atención, sólo con cumplir por lo que cobran muy bien todos los meses, sin duda, serían unos muy buenos gestores.

Audio_El Comentario Jueves 16 01 2020



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: