Menú principal

María Sánchez: ‘Cuando la solidaridad se hace presente’

Con noble corazón y mejores deseos, estas personas voluntarias logran cada año minimizar el hambre a otro hermano

Es bien sabido que no corren buenos tiempos para aquellas personas que carecen de un trabajo y, en consecuencia, de un dinero que entre en las casas para paliar las necesidades imprescindibles para el ser humano.

Con el fin de atenuar estas escaseces, un grupo de mujeres y hombres de la iglesia de San José de Las Longueras acude cada año por el barrio buscando la colaboración de los vecinos. De calle en calle y de puerta en puerta, tratan de recopilar la mayor cantidad posible de alimentos con los que poder mitigar las insuficiencias de aquellos que poseen menos.

Todos sabemos que en este barrio no abundan las personas más pudientes económicamente Sin embargo sí puedo asegurar que es uno donde viven las personas con las mejores cualidades humanas, pues son capaces de compartir, lo poco que tienen, con aquellos que aún tienen menos.

Es así como debe vivirse la verdadera Navidad, siguiendo las palabras de Cristo que dijo “Cuando des de comer a un hambriento me das de comer a mi”

Con noble corazón y mejores deseos, estas personas voluntarias logran cada año minimizar el hambre a otro hermano.

Les felicito de todo corazón y deseo que Dios les colme de bendiciones.

 

 



Un comentario A María Sánchez: ‘Cuando la solidaridad se hace presente’

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: