Menú principal

El Comentario ¡Más vale magua que dolor!

El panorama nacional en cuanto al posible Gobierno de la Nación es todo un galimatías

El Rey ha empezado las consultas con los candidatos de las diferentes listas y coaliciones, recibiendo en el caso de Canarias a los dos diputados nacionalistas, a Pedro Quevedo de Nueva Canarias y a Ana Oramas de Coalición Canaria, el primero daba la bendición a lo que hiciera el otro Pedro y Ana decía que tenía que ver el andar de la perrita primero.

Ahora los nacionalistas quieren que veamos como natural que esa situación, el que llegaran, los dos únicos diputados nacionalistas que representan la unidad en Madrid para defender los intereses canarios. Están eligiendo el compañero de viaje para hacerle o no presidente y no ven los dos, los mismos intereses.

Eso no está bien encaminado, esa unión que vendieron por aquí solo valió para colocarles como diputados, los intereses de Canarias parece que no se han encontrado aún entre las dos formaciones o al menos a mí me lo parece. Hablamos de que son dos diputados que se supone que desde aquí debieran de tener todo bajo acuerdo pues decían que para ir a Madrid la unión de ambas formaciones era lo más importante, ahora en Madrid, resulta que no se ponen de acuerdo para algo tan importante como la posibilidad de apoyar un posible gobierno.

Y no lo vean como buscar tres patas al gato, véanlo como lo que ha ocurrido en otras legislaturas, pensemos que en esta ocasión a Pedro Sánchez le hace falta un voto para crear su Gobierno, con Podemos y los nacionalistas catalanes que no reconocen la Monarquía, el voto nacionalista canario está cantado, Pedro Quevedo dirá que sí, Ana Oramas y su posición poco o nada importará, muchos se preguntarán, ¿para qué votamos esa unión entre Coalición Canaria y Nueva Canarias?, muchos se contestarán, ¡para colocarlos en Madrid a vivir como reyes, y de Canarias hasta luego Lucas!

Estoy convencido de que son más los decepcionados que los conformistas por lo que está ocurriendo, no estoy valorando si NC tiene o no la razón o si la tiene CC, estoy diciendo lo que ustedes saben, que nos meten el dedo en el ojo siempre que les da la gana nuestros políticos y nosotros, el pueblo, como borregos confiando en ellos.

Posiblemente esto sea el pan de cada día dentro de una década y después de algunos gobiernos formados y desformados, pero ahora mismo cuando no se entiende que el propio candidato diga antes de las elecciones que con Pablo en el Gobierno no duerme tranquilo, que con los independentista lo justo y necesario y de buenas a primera los vemos a todos esos juntos dándose revolcones en el colchón que compró nuevo para la Moncloa, Pedro Sánchez, cualquiera puede decir que todo es pura desfachatez política.

Pero como lo que está al uso es apuntarnos a ver lo anormal e incongruente como algo progresista y de avance democrático, esperemos que nos podamos acostumbrar a estos vaivenes sin necesidad de ponernos en manos de ningún psicólogo ni psiquiatra.

Esta es la foto real, no estamos acostumbrados a que los cambios se den tan radicales, creíamos que aquel cambio que se dio y nos dejó fuera de juego, creo que hasta la fecha, fue por necesidad y con urgencia, el que nos metió Mariano Rajoy cuando llegó a la Moncloa, prometiendo un paraíso y cuando le enseñaron el cuarto oscuro de las cuentas, salió cambiando todo el programa electoral con el que había conseguido ser presidente.

Aquello fue muy duro, y muchos pensamos que no volvería a darse, ¡ilusos de nosotros!, aquello fue solo el principio, hoy en día es patente de corso de todos los partidos políticos. En fin, pena penita, pero es lo que hay, veremos el Gobierno para Navidad o para los Reyes Magos, un gobierno con Pedro y Pablo, igual que los dibujos animados Los Pica Piedras.

Audio_El Comentario Miércoles 111219



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: