Menú principal

Investigado por dañar programas y proyectos informáticos en la empresa que le ha había despedido

La Guardia Civil investiga a una persona en Gran Canaria por delitos contra la propiedad industrial y por daños informáticos

La Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Las Palmas, en Gran Canaria, ha investigado el pasado día 12 a un varón de nacionalidad española como presunto autor de sendos delitos contra la propiedad industrial y de daños informáticos, al copiar y dañar en ese proceso varios programas y proyectos informáticos de una empresa de la que fue despedido previamente.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia presentada el pasado mes de agosto, en la Comisaría de la Policía Nacional de Telde, por un responsable de la empresa que desarrollaba dicho proyecto con sede en el Puerto de la Luz y de Las Palmas, relativo a un sistema de tratamiento y reciclaje de aguas residuales.

Las pesquisas desarrolladas por el Equipo de Patrimonio de la UOPJ, en base a la información aportada en la denuncia, permitieron la identificación del supuesto autor y que resultó ser un ex trabajador de la empresa que tenía acceso al proyecto.

Presuntamente los hechos ocurrieron al día siguiente del despido, cuando el investigado iba a recoger sus pertenencias en la empresa y recuperar datos informáticos que dijo que eran de su propiedad, supuestamente cogió un disco duro externo y en vez de copiar los archivos informáticos que eran suyos, lo hizo con la totalidad de los archivos de la empresa, incluido el proyecto propiedad de la empresa, disco que voluntariamente entregó a los agentes de la Guardia Civil posteriormente.

El proyecto presuntamente copiado, así como el perjuicio ocasionado a la empresa fue valorado por el denunciante en unos 700.000 euros; con relación a los daños, parece que ser que, en el proceso de la copia el investigado dañó archivos propiedad de la empresa, impidiendo que los mismos se puedan abrir.

Por todo ello fue investigado el pasado día 12 de noviembre, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Daños informáticos

El artículo 264 del Código Penal señala como delito “el que por cualquier medio, sin autorización y de manera grave borrase, dañase, deteriorase, alterase, suprimiese o hiciese inaccesibles datos informáticos, programas informáticos o documentos electrónicos ajenos, cuando el resultado producido fuera grave, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años de prisión”.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: