Menú principal

El Comentario ¡La mitad de la vida es deseo, la indiferencia es la mitad de la muerte

Telde ha cambiado, Telde está cambiando, pero quizás unos cambios no del todo acorde a la realidad que la ciudad afronta

Hace ya algunas semanas que por las redes y por todo tipo de artilugios, se ha hecho muy visible un perro pequeño que va como un tiro por las calles del casco de Telde, yo me lo he tropezado en diferentes ocasiones.

Me llama la atención, como preocupa saber que existe un solo perro en la ciudad que anda despavorido sin pararse ante nadie, me viene a la cabeza que aquellos que peinan o no peinan canas ni nada, antaño era raro no ver como acompañaban en las calles del cualquier barrio, dos o tres perros que vivían en los alrededores y que la chiquillería los mantenía cuando tocaba salir a la calle después de hacer los deberes. La mayoría de los perros que compartían esas convivencias eran de la llamada raza mil leches.

No era escandaloso ver a los perros transitar a su libre albedrío, si me apuran un poco, diré que hasta pasaban de los humanos, pues podían sobrevivir en esas calles sin que sufrieran ningún tipo de persecución.

Sin duda los tiempos han cambiado vertiginosamente, presumiblemente en favor de ambas especies, la perruna y la humana, tanto que, en Telde, una ciudad de unos cien mil habitantes, que un perro de raza pequeña ande suelto y sin localización es noticia. Sin embargo, los gatos aún cuentan con el beneplácito de poder convivir entre coches, parques y solares abandonados, sin aparente persecución por los humanos, de hecho, veo como en algunos espacios, los vecinos del lugar les baja comida y les pone agua para que, esas manadas que anda por el lugar no pasen hambre.

Ya puestos en señalar perros y gatos libres y a sus anchas en nuestra ciudad, no podemos dejar de destacar que, también existen seres humanos, hombres adultos que tienen su lugar de descanso nocturno en los alrededores del parque urbano de San Juan, no es nuevo, llevan ya algunos años, uno, dos o tres, que no tienen techo donde cobijarse.

No voy a decir que los responsables de las Políticas Sociales de Telde no lo saben, no voy a decir que sobre ellos recae la culpa de que esto pase en la ciudad. Pero me imagino que podré decir que, me gustaría saber hasta dónde llega la actuación de los Servicios Sociales para que esto no ocurra.

Nos importan las personas, haremos políticas para favorecer a las personas. Estas frases dichas en campaña electoral es un verdadero grito a la esperanza, luego vemos a personas durmiendo en la calle, vemos que una cosa es pregonar y otra es dar trigo, algo no se está haciendo bien, algo está fallando.

Yo sé que, esas personas afectadas son complicadas para convencerlas y hacerlas entrar en algún programa social que le comprometa a la integración y así poder tener un lugar donde poder dormir.

Tenemos que ser más prácticos ante toda cuestión que afecte a los desfavorecidos y personas vulnerables, no podemos abandonarlos, porque ellos son débiles y sus fuerzas no están conjuntadas para lograr que sus vidas tenga ese giro hacia el bienestar social que todos deseamos compartir.

No es fácil, pero desde luego si me parece triste que intentemos atrapar a un perro callejero que decide vivir su vida lejos de cualquier atadura y lejos de aquellos que no siempre le hacen bien y que, nuestra hipocresía nos dé para ignorar que no hacemos todo lo que debiéramos para que personas humanas necesitadas y seguro que, sufriendo algún percance personal, vivan en la calle como si fuera cualquier animal.

Algún desequilibrio existe y no lo estamos reparando debidamente, y lo peor es que nos estamos acostumbrando a que así sea, que las personas que duermen entre cartones alrededor del parque urbano de San Juan, donde hay un considerable número de locales, la mayoría de ellos de uso muy esporádico no pueda servir, como gesto humanitario, temporal y limitado, como cobijo nocturno para esas personas.

Me niego a tener que dar caza a un perro callejero que no molesta a nadie y no ser sensible y preocuparme por las personas que duermen en la intemperie.

Audio_El Comentario Jueves 141119



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: