Menú principal

El comentario: ¡En el Mostrador, dos más dos son cuatro!

‘No siempre se puede ser, el muerto en el entierro y el novio en la boda’

Qué pena me da que un grupo de políticos que cobran sus buenos sueldos en el Ayuntamiento de Telde, sigan bajo el manto de la incomunicación con algunos medios que no les ríe la gracia, no me refiero a los medios que les insultan o se ríen de sus posibles defectos físicos, esos no tienen cabida en una sociedad de pleno siglo 21.

Son políticos que pudieran estar dando buena cuenta de su gestión sin miedos a nada. Son políticos y políticas que están sometidos al miedo del jefe del partido, llamado democrático, y que les tiene cautivos, posiblemente bajo amenaza de no repetir en sus listas o pasar al ostracismo en la formación política.

Es lamentable que se siga dando y que hombres y mujeres, padres y madres, den este tipo de ejemplo en una gran ciudad como es Telde. Yo lo siento mucho por no poder, hacer cumplir, por lo que cobran, no daré nombres, por ahora, pero desde luego se retratan ellos solitos.

Por aquí pasan y pasarán todos aquellos gestores públicos que tenga voz propia, que tengan altura, ya no la física, sino la otra, la buena, la que permite ver el campo sin necesidad de cortar los árboles. No está en mí el querer mostrar la pobreza de algunos políticos en el terreno de la transparencia y en ser demócratas en política, cuando lo que pretenden es que, les endulcen los oídos un día sí y otro también, para que luego nos puedan catalogar, como un verdadero profesional del medio, ¡aberrante!

Los tiempos se han dado, siguen caminando, podrán seguir gobernando pero sin duda, ya somos muchos los que sabemos que catadura poseen esos mandamases de los partidos locales que coartan la libertad de otros compañeros, por el simple hecho de no soportar críticas y opiniones que, no les dicen nada que no valla más allá de ser rebatido cuando tienen oportunidad de estar en el medio, sin ningún temor de ser insultado ni agredido, con estas premisas si no participan es porque algo esconden o no saben estar en el terreno de juego, que por cierto lo cobran muy bien a cuenta de los que les votaron y de los que no.

Posiblemente, hoy algunos se puedan quedar descolocados por lo que están escuchando, pero es que yo, no tengo nada que ver con esos prejuicios que algunas de ellas y algunos de ellos tienen en sus mochilas, además, mal utilizados, diciendo a sus adeptos que no nos necesitan, ellos van a los medios de Las Palmas, allí están acorde a la ropa que compran en el Corte Inglés. Están impidiendo que los ciudadanos tengan la información de sus Concejalías a través de los propios responsables y así poder contrastar aquellas otras que no siempre dicen lo mismo.

Estuve y estoy en la predisposición del diálogo, no al sometimiento bajo ningún concepto, ni prestarme a modales pseudomafiosos para poder contar con los susodichos políticos por aquí. Por suerte los oyentes apenas les echarán en falta si continúan en la desfachatez de no dar cumplida cuenta de sus trabajos en favor de la comunidad, para ellos hacen, hoy les digo esto con respeto y sin acritud, solo intentando dar respuestas a los ciudadanos y oyentes serios de la ciudad de Telde, que no se han cortado en ir poniendo en los correos y whatsapp del programa sus opiniones y pensamientos, y considerando que se merecían una explicación, aquí la tienen, y espero que ésta, esté dirigida a los que llamamos, el buen entendedor, que con pocas palabras les basta.

Son mayores de edad, todos y todas, como les gusta decir en sus entornos para quedar como que saben estar, siempre existirán personas que nos puedan caer mejor y otras no tan bien, pero cuando en nuestros deberes y obligaciones, está algo tan fundamental como dar la cara, aunque a veces se la parta, verbalmente hablando, no siempre se puede ser, el muerto en el entierro y el novio en la boda.

Audio_El Comentario Jueves 071119



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: