Menú principal

El Comentario ¡Obras son amores, y no buenas intenciones!

Un día debe de ser el primero, seguro que no son estas las mejores fechas, para hacer pedagogía política vecinal, sin dañar ideales ni sentimientos

Digo esto y no soy yo, probablemente, el más indicado, pues debieran de estar los partidos políticos en la tarea, que por otro lado, es muy saludable para el sistema, sin duda.

Los políticos siempre que tienen que salir airosos de cualquier contratiempo donde la confusión aparca a sus anchas entre la ciudadanía. Aunque fastidie oírlo, la duda, el desconocimiento, la exageración, la desinformación, son cultivos que no perjudican a los que vienen a la política a aprovecharse de ella en detrimento del interés general.

Estos días hemos leído que un compromiso electoral de Nueva Canarias, a través de su candidata a la Alcaldía en estas últimas elecciones, se pone en marcha. Ella fue personalmente antes de las elecciones, un mes o dos meses antes, da igual, se reunía con los vecinos de las casas sociales, llamadas coloquialmente casas baratas de San José de Las Longueras.

Carmen Hernández les dijo a los vecinos que pondría todo su empeño en procurar que los arreglos llegaran a esas viviendas sociales. Arreglos que no se han hecho esperar, al menos la puesta en marcha de las pertinentes documentaciones y contactos para lograr los fondos necesarios. Así da gusto tener políticos cerca de uno, prometen atender una necesidad a un importante número de familias y desde que puede lo hace, es para tomar en consideración por esos vecinos, sin duda.

Ya se ha logrado rehabilitar algunas viviendas de algunos barrios de Telde. Las Remudas, Casa Los Marinos de Melenara, Jinámar aún se sigue en ello y ahora le vuelve a tocar el turno a San José de Las Longueras.

Algunos vecinos, que posiblemente no lo está pasando bien y viven de alquiler, le cuesta valorar que estas cosas ocurran, mientras ellos se las ven y se las desean para poder pagar el alquiler, otros se manifiestan contrarios a que estos arreglos lleguen a esas viviendas cuando a ellos, que cuentan con vivienda de su propiedad, nadie ha ido a su casa a llevarle ninguna ayuda para arreglar o pintar la vivienda de su propiedad.

Aquí, posiblemente, es donde debe de existir una pedagogía sobre estas cuestiones que, posiblemente, fruto de la insatisfacción que ha generado mucha controversia con las políticas llevadas a cabo en relación con la vivienda, cuesta entender que, los gobiernos locales y supramunicipales sean los responsables de atender de manera participativa los arreglos de esas viviendas sociales que un día fueron dadas, muchas en régimen de alquiler social y por necesidad.

Estos arreglos que por estos lares hemos mencionados, los residentes de las mismas no están exentos de una aportación determinada previamente, unos más y otros menos, a razón de sus posibilidades económicas, previa revisión por los propios Servicios Sociales cuando son necesarios.

La noticia es buena, la acción es loable, vergüenza nos daría que dejáramos abandonados a los más necesitados. Aquellos que viven de alquiler y tienen sus dificultades, tienen otras vías donde la administración también puede estar a su lado, los que poseen viviendas propias, el valor mismo del inmueble es una aval y ayudas y subvenciones para personas dependientes están ahí, y no de ahora.

No sé yo cuando empezarán esas obras en San José de Las Longueras, pero que se haya puesto en marcha la intención de arreglar, principalmente los bloques, 4, llamados de San José, fabricados en 1955, es para empezar a considerar que no siempre, todos los programas electorales, aguantan lo que se les pone.

Audio_El Comentario Martes 291019

**Sección de comentarios



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: