Menú principal

El Comentario ¡Después de la tempestad, viene la calma!

Bueno empezamos la semana con un rosario de encuestas donde, los que pierden ya están señalados y los ganadores igual

Esto de las encuestas es como dijo una vez el diputado andaluz con su valoración de la Justicia española, esto es un cachondeo. Parece que lo de las encuestas es como un mando para manejarnos, ahora están empeñados en que sepamos que el PP va a subir, que subirá los de Vox, que bajarán los de Ciudadanos y los de Pablo Iglesias lo dejan más o menos con los mismos.

Parece que es una foto calcada del sentir callejero, que a la misma vez debiera de darse, todo sea dicho de paso, no el resultado, que ya lo darán las urnas el día 10, sino lo que intentan trasladarnos con las diferentes publicaciones, siempre jugando un papel importante el medio que lo publica, diputado arriba, diputado abajo.

Pedro Sánchez está intentado y esto, no se le esconde a nadie, que lo de Cataluña no le pase factura en su contra, sino todo lo contrario, el desea que después de aguantar el tirón de los días de guerrilla urbana vividos en las calles de Barcelona, el electorado le sonría el aguante, aunque tengamos efectivos ingresados y algunos graves.

Lo que el Gobierno de Pedro Sánchez ha hecho con los cuerpos de Seguridad del Estado ha sido, les guste más o menos, una gestión de recursos humanos estoica, no todos resisten la presión que se ha dado en las calles de Barcelona, arriesgándose a que la situación se fuera al garete, ha sabido, con la complicidad siempre, sin duda, de los efectivos y mandos de seguridad, rozando los límites de lo tolerable y del cansancio. La lectura será la que cada uno haga a su modo de ver y entender la responsabilidad de un presidente de Gobierno democrático.

No voy a negar que fui por momentos uno más del montón, visto lo visto, no me hubiese parecido mal que se decretara el estado de emergencia o de cualquier otro nombre, pero que se aumentara la opresión y que se hiciera con más fuerzas y mayor contundencia. Por fortuna no ocurrió así, los profesionales de los cuerpos de Seguridad del Estado supieron dar la talla con creces y así hacernos entender que, las guerrillas y las sublevaciones injustificadas, a veces, se ganan con actuaciones justa y precisas.

Es difícil de haber sido capaces de dar la cara a propios y extraños cuando los violentos no te daban tregua. El Gobierno de Pedro Sánchez, insisto, gustándonos más o menos, ha actuado sin derramar sangre inocente ni de ningún desaprensivo y violento, han ocurrido algunos gajes del oficio dados de los efectos llamados colaterales.

Las encuestas dan como tocado a Pedro Sánchez, dan oxígeno al Partido Popular de Pablo Casado, no ha sido muy impulsivo, pero si ha sabido contentar algunos oídos que desesperados buscaban calma al precio que fuera.

Lo de Albert Rivera fue un poco más allá, quería majo y limpio, recordándonos a los de Vox, posiblemente ambas formaciones encuentren algún punto de complicidad y les facilite la decisión del voto al electorado que quiera los extremos de los que ya se conocen sus nefastos resultados.

Se espera que el culebrón de Cataluña y sus barricadas hayan tocado su fin y que ahora entre en juego la política para dar paso a la posible cordura y que nos lleve al escenario del diálogo. Sinceramente no está nada garantizado en cuanto a que reine la paz y la tranquilidad, sobre todo para aquellos que solo pretenden poder trabajar y vivir en un Estado que presume de constitucionalista y que todos somos iguales ante la ley.

Este capítulo, no nos ha dejado nada claro, quedan muchas preguntas por responder, pero sin duda, es mucho más fácil responderlas lejos del fuego y de las pelotas de gomas. Y como dicen algunos, más vale un mal arreglo que un buen pleito.

Audio_El Comentario Lunes 211019

**Sección de comentarios



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: