Menú principal

Carlos Herrera: «No supimos darle al partido el ritmo adecuado»

El entrenador del Rocasa Gran Canaria valoró la primera derrota de las teldenses ante un Guardés que fue mejor durante todo el partido

Herrera hizo un ejercicio de autocrítica y felicitó al rival por su más que merecida victoria en la noche de hoy.

Una derrota que entraba dentro de lo posible «Sabíamos que iba a ser un partido súper complicado, porque a pesar de la racha negativa que llevaban ellas, sabíamos que ellas tienen un gran equipo, súper competitivo, que nunca dan ningún partido por perdido».

Gran puesta en escena del Guardés

«Salieron con mucha más intensidad que nosotros para ganar el partido y no supimos darle al partido el ritmo adecuado en un choque de estas características y tampoco estuvimos bien de cara a portería».

Sin capacidad de respuesta

«No supimos poner nuestro ritmo en defensa, nos faltó la eficacia delante de la portería que sí tuvimos en los partidos anteriores, aunque también es cierto que su portera hizo muy bien su trabajo».

Autocrítica

«Asumo mi parte de culpa, porque no supe leer el partido y quizás no lo planteamos bien durante la semana. Las chicas hicieron lo que había que hacer a pesar de no estar con ese ritmo que necesitábamos».

Felicitaciones al rival

«Solo nos queda felicitar al Guardés, que hizo un gran partido, jugaron mucho mejor que nosotros».

Levantar el ánimo cuanto antes

«Nos toca levantar la cabeza y seguir entrenando como lo estamos haciendo porque ni antes éramos tan buenos ni ahora somos tan malos, es solo un partido y nos tocó perderlo».

Rocasa Gran Canaria se consume en O Inferno da Sangriña

La gran defensa del Guardés, apoyada por una inspiradísima Marisol Carratú bajo palos, fue un muro insalvable para el Rocasa Gran Canaria que suma su primera derrota de la temporada (25-18)

Gran ambiente el que se vivía esta noche en A Sangriña para recibir al Rocasa Gran Canaria en una cancha tradicionalmente esquiva a los intereses teldenses y con los locales necesitados de cortar la mala racha que los había llevado a perder sus dos últimos partidos de liga.

Un muro llamado Marisol Carratú

Las pupilas de Carlos Herrera saltaban a la pista de A Sangriña con la intención de llevar el control de un partido que no tardaba en ponérsele cuesta arriba, tras recibir dos zarpazos en forma de goles de Sandra Santiago y Carmen Campos, que obligaban a las grancanarias a remar contracorriente desde el mismo inicio del choque.

El Rocasa lo intentaba, pero la pegajosa defensa del Guardés y la vertiginosa velocidad en el repliegue de las gallegas se le atragantaba a las teldenses, que no conseguían llegar con claridad a la meta defendida por Marisol Carratú, incomensurable en la noche de hoy bajo los palos de la portería gallega.

6 minutos tardaría el conjunto grancanario en abrir la lata gallega con el primer tanto de la noche, obra de Katarina Tanaskovic, pero el Guardés respondía de inmediato con dos nuevos tantos de Estefanía Descalzo y de Sara Valero que respondían al segundo tanto de la serbia, manteniendo a distancia a un Rocasa que sufría de lo lindo para frenar los continuos desdoblamientos de África Sempere y Carmen Campos.

Las Guerreras de Telde no encontraban el camino y Carlos Herrera buscaba soluciones ante la falta de pegada de las grancanarias, que perdían la pelota con demasiada facilidad, apoyándose en el acierto de Tanaskovic y Lussón, para mantenerse en un partido que llegaba a su ecuador tras un nuevo mazazo en forma de gol sobre la campana de Paulina Pérez, que permitía llegar a las gallegas con un 14-7 en el marcador.

Guardés acaba con la imbatibilidad de un desdibujado Rocasa Gran Canaria

El paso por los vestuarios no cambiaba el panorama para las teldenses que seguían estrellándose una y otra vez contra el entramado defensivo orquestado por José Ignacio Prades que conseguía anular prácticamente por completo el desequilibrio de Haridian Rodríguez en la posición de pivote.

Carlos Herrera probaba con Paula Valdivia en la posición de central y Ana Palomino tomaba el relevo bajo palos de Silvia Navarro, pero la sangría continuaba en el bando amarillo, a pesar de que las visitantes no dejaban de intentarlo una y otra vez, pero sin la precisión de otras citas.

El ambiente de A Sangriña cumplía con su papel y el Rocasa perdía con demasiada facilidad la pelota lo que era aprovechado por las gallegas para poner tierra de por medio llegando a contar con un diferencial a su favor de 11 goles.

La relajación del Guardés en la recta final del encuentro era aprovechada por el Rocasa para maquillar una derrota dura, la primera de la temporada, en una cancha que vuelve a ser esquiva para los intereses grancanarios (25-18).

Ficha del partido

Partido correspondiente a la 4ª jornada de la Liga Guerreras Iberdrola, celebrado en el Pabellón de A Sangriña.

Árbitros: Jesús Escudero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste.

MECALIA ATLÉTICO GUARDÉS 25: Marisol Carratú (P); África Sempere (3), Sandra Santiago (3), Carmen Campos (5), Lorena Pérez (1), Estefanía Descalzo (1) y Sara Valero (5). También jugaron: Meriem Ezbida (P), Martina Mazza (1), Sara Bravo (0), Paulina Pérez (2), Patricia Lima (1), Rosario Urban (3).

ROCASA GRAN CANARIA 18: Silvia Navarro (P); Melania Falcón (1), Lisandra Lussón (4), Alba Spugnini (0), Haridian Rodríguez (5), Katarina Tanaskovic (4) y María González (0). También jugaron: Ana Palomino (P), Arinegua Pérez (2), Paula Valdivia (1), Tiddara Trojaola (1), Kinga Gutkowska (0) e Yraya Machín (0). 

Acta del partido



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: