Menú principal

Ángel Rivero: ‘Razones pragmáticas para un pacto…’

Artículo de Opinión_ En Canarias, y aunque no todo el mundo lo ha entendido de entrada, se ha producido una alianza electoral entre dos formaciones, en principio, antagónicas

El psicólogo estadounidense Williams James propagó en su día el pragmatismo como una corriente filosófica según la cual «el único medio de juzgar la verdad de una doctrina moral, social, religiosa o científica consiste en considerar sus efectos prácticos«. De tal manera, las verdades absolutas no existen. Las ideas siempre están sujetas al cambio y las distintas circunstancias hacen modificar acciones o decisiones en base a su utilidad. Es algo que en Política se da mucho, aunque no todo el mundo lo entienda predispuestos como estamos a La Verdad (nuestra verdad) Absoluta…

En la Política, esas decisiones pueden tomarse en base a buscar el bien común o (desgraciadamente, como vemos con frecuencia) el beneficio personal. Ahí está cierta formación estatal que nos tiene acostumbrados a cambios radicales en su ideario un día sí y otro también, lo que está provocando una huída masiva de sus militantes. También hemos visto en los últimos meses cómo la falta de miras, la falta de pragmatismo ha hecho que sigamos sin Gobierno Estatal y que nos hayan abocado a unas nuevas Elecciones Generales

En Canarias, y aunque no todo el mundo lo ha entendido de entrada, se ha producido una alianza electoral entre dos formaciones, en principio, antagónicas. Nueva Canarias, de corte progresista, y Coalición Canaria, eminentemente conservadora. Muchas han sido las voces que en los primeros días se han alzado en contra de lo que consideran una «unión antinatura», pero precisamente ahí puede estar el error: no es una «unión«, sino una Alianza para hacer frente a un objetivo común (quizás el único punto en común entre ambas formaciones): la defensa de los intereses de Canarias en Madrid

La elevada fragmentación del Parlamento del Estado ha contribuido en las últimas Legislaturas a disminuir la presencia de los partidos mal llamados «minoritarios». Especialmente de los partidos nacionalistas, con las habituales excepciones de vascos y catalanes, lo que provoca que los intereses de las distintas Autonomías se diluyan frente a los intereses de los partidos estatalistas, mayoritarios en el Parlamento y a cuya conveniencia se deben sus diputados aunque hayan sido elegidos desde las Autonomías de las que procedan (o de las que se les haya designado aunque nunca hayan estado allí) …

Hay que recordar que una de las cuestiones que más han contribuido (desde que llegó la segunda Democracia a España) al crecimiento de las Autonomías del País Vasco o de Cataluña ha sido su decisiva presencia en el Parlamento Estatal. Así como hay que recordar que, si hoy día Canarias cuenta con un nuevo Estatuto de Autonomía, con anclajes específicos en su interior, como las bonificaciones a pasajeros y mercancías o el REF, o con partidas específicas para Canarias ha sido gracias a Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, y la inequívoca importancia que tuvo cuando se convirtió en «el diputado 176«…

Esa, y no otra, es la cuestión que ha habido que poner sobre la mesa para alcanzar un acuerdo entre Nueva Canarias y Coalición Canaria: la necesidad de defender los intereses de esta tierra canaria, generalmente tan olvidada por el resto del Estado español, como desconocida. Canarias necesita tener presencia en Madrid para salir del vagón de cola. Las diferencias con el resto de las comunidades provocadas, entre otras cosas, por la lejanía, causan carencias que en la metrópoli ni entienden ni les preocupa…

¿Significa eso una «reunificación» del nacionalismo canario como algunas voces proclaman estos días? Desde luego que no. Muchas cosas deben cambiar a nivel interno para poder llegar a ello. ¿Sería deseable en un futuro? Si se diesen las circunstancias y se produjesen cambios significativos, tal vez. Ya ambos partidos fueron (igual que ahora) a las elecciones del año 2011. Y, el propósito fue el mismo: mantener la voz canaria en Madrid. Y en esa X Legislatura hubo ocasiones en que el voto de Nueva Canarias y Coalición Canaria fue el mismo y otras ocasiones en que no lo fue porque se trataba de cuestiones ajenas al objetivo común. ¿Acaso en esos años Nueva Canarias miró para otro lado cuando Coalición Canaria (entonces en el Gobierno de Canarias) lo hacía mal? No. Pedro Quevedo lo expresó muy bien hace unos días recordando «la dura oposición que desde Nueva Canarias se hizo en esos años al Gobierno de Coalición presidido en aquel momento por Paulino Rivero y nadie se planteó que esa alianza para ir juntos al Congreso significara la entrada de Nueva Canarias en el Gobierno de Canarias«…

Ahora mismo hay muchas diferencias entre ambas formaciones y todo el mundo sabe lo mal que se ha gestionado Canarias durante muchos años. El acercamiento que ha llevado a esta coalición electoral no ha sido propiciado desde los sectores más conservadores de Coalición Canaria. Ni Clavijo, ni Oramas ni Barragán  estaban por la labor. Pero hay otras corrientes en ese partido más progresistas, más abiertas al diálogo, que han sido las impulsoras de este acercamiento…

La Política bien entendida requiere de altas dosis de pragmatismo: buscar las soluciones más prácticas para lograr el beneficio común para los ciudadanos por difíciles que puedan parecer. Sortear obstáculos que en principio puedan parecer insalvables. En los últimos meses hemos visto algún líder Estatal cuya falta de pragmatismo nos ha llevado a una Legislatura fallida. Aquí, en Canarias, hemos visto todo lo contrario…

Pedro Quevedo ha señalado también con respecto a la alianza electoral que, por muchas diferencias que puedan existir entre CC y NC el acuerdo ha sido posible debido a la disyuntiva entre «tener fuerza en Madrid o que nos pasen por encima» y que se trata de «dos partidos distintos con visiones distintas de lo que hay que hacer en Canarias. Pero en lo que hay que hacer en Madrid estamos de acuerdo«…

La pelota está en el terreno de juego. Habrá que esperar al 10-N para ver si Canarias continúa en la Liga. Por el bien de todos los canarios esperemos que así sea…



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: