Menú principal

Valsequillo: Tito Monzón dio el pistoletazo de salida a las fiestas de San Miguel con un bonito pregón

Haciendo un guiño a los municipios afectados por los incendios este verano

La Misa y Bajada de San Miguel junto al pregón fueron los actos que dieron el pistoletazo de salida a las Fiestas y Feria de San Miguel Arcángel 2019. Don Antonio Miguel Monzón Mayor, más conocido como Tito Monzón, fue el encargado de anunciar que Valsequillo está en fiesta.

Nacido junto a la Plaza de San Miguel el pregonero recordó cómo eran estas fiestas en su niñez y lo que estas significaban para el municipio “para un pueblo que vivía netamente de la agricultura y la ganadería, las fiestas significaban unos días de descanso, alegría y un romper con la monotonía diaria. El pueblo se convertía, se albeaban los muros y se pintaban las casas (…). Desde el día de San Mateo hasta el día grande, se escuchaba todos los días el repique de campanas y se tiraban globos aerostáticos y voladores, que anunciaban la llegada de papagüevos y de alguna piñata que otra”.

Un pregón en el que nos ha regalado un hermoso viaje al pasado y al presente explicando cómo han ido evolucionando las fiestas que comenzaron durando nueve días y que hoy “duran todo lo que podamos estirar el calendario”. El pregonero recordó cuando con la excusa de la fiesta se aprovechaba para estrenar ropa, ahora, añadió, ya no se estrena ropa, aunque, puntualizó. “bueno, sí, la de la fiesta de los años 60”. Tampoco, dijo Tito Monzón, hay misas de madrugada, pero “la iglesia y la procesión se llenan y los fuegos artificiales ya no son a las diez de la noche, sino que inician pasada la media noche, eso sí, se siguen pintando las casas, escuchando el repique de campanas y soltando a, nuestro perro maldito”.

Este amante del campo, defensor de la naturaleza y de los valores etnográficos, culturales y patrimoniales, evocó cuando en Valsequillo se vivía netamente de la agricultura “nuestro pueblo era una despensa, al igual que nuestros pueblos vecinos, a los que también dedicó este pregón. El mundo hace un reconocimiento a Risco Caído y las Montañas Sagradas y yo lo hago a esta isla tan bonita que es Gran Canaria, que cuando un trozo de ella queda afectada, llora el corazón de los canarios”.

Este vecino de Valsequillo habló también de sus inquietudes políticas y recordó desde cuando fue proclamado concejal por el tercio familiar del Ayuntamiento de Valsequillo en 1974 y que tras las elecciones de 1976 ocupó las Concejalías de Hacienda, Personal y Festejos hasta el año 1987. En este sentido, dijo que en el año “1986 fue cuando se decidió, por primera vez en pleno, y a propuesta de quien les habla, que la carroza que mejor tipismo presentara en la romería de San Miguel sería la encargada de confeccionar, junto con el Ayuntamiento, la carroza en la fiesta del pino del siguiente año”. Y es que, añadió “la primera Romería fue en el año 1972, y cada barrio traía su ofrenda. La romería se hacía la víspera y se premiaba a las tres primeras carrozas clasificadas, a todas las demás, se las compensaba con 1.000 pesetas”. 

La Parranda Medio Jigo P’al Kilo fue la encargada de poner la banda sonora a una noche en la que la Plaza de San Miguel se llenó de vecinos y amigos que quisieron acompañar a este hombre del que han destacado su generosidad, su honradez y su capacidad de sacrifico y observación. El alcalde del Ayuntamiento de Valsequillo, Francisco Atta, fue el encargado de entregar un recuerdo de la noche al pregonero.

La velada continuó en la Plaza de Tifariti con una gala titulada “Valsequillo es tu fiesta” y es que hasta el próximo 6 de octubre en el municipio habrá un sinfín de eventos para toda la familia.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: