Menú principal

‘El Comentario’ «A mi juicio, el mejor gobierno es el que deja a la gente más tiempo en paz»

Comentario diario de El Mostrador de Ezequiel López

Algo está pasando y tenemos que asumirlo con todos los beneplácitos posible que podamos aportar. Me refiero en principio al Gobierno nacional, donde al final lo dicho por Pablo Iglesias se cumplirá. Hecho que hace destacar la figura y las palabras del que dábamos en declive y casi a punto de poder verse con la mínima representación en el Congreso de los diputados.

Al menos eso era lo que apuntaban desde las encuestas de CIS, no se sabe bien si era para poder amedrentarlo o que dejara tranquilo a Pedro Sánchez con su Gobierno socialista y que los podemistas se limitaran a prestarles el apoyo.

Se comprende que Pablo Iglesias no está haciendo las cosas tan a la ligera como sospechamos más de uno. No cabe duda de que será conocedor de lo fastidiado que andan a nivel simpatía nacional, pero de ahí a rendirse ante Pedro Sánchez, dándole sus votos a cambio de algunos botes de cocina para poder seguir atendiendo a su plebe, no le ha funcionado.

Pablo Iglesias, además de afrontar todos los frentes abiertos en la mayoría de las Comunidades Autónomas, cuidar y atender dos hijos pequeños, ahora con muchas posibilidades de, ser el marido de la ministra o vicepresidenta del Gobierno nacional.

España en principio no va a otras elecciones, esto lo digo antes de que se vote a la investidura, y no lo digo convencido, y además sin importarme mucho si vamos o dejamos de ir. Ya estamos en el camino de un gobierno nunca visto en nuestra democracia desde la transición, un gobierno parecido al que se suele dar en los ayuntamientos, un gobierno de conveniencia, donde va desapareciendo poco a poco ese status de grandilocuencia, donde ese tipo de pactos era casi imposible de darse, hasta que la realidad se da de frente con los deseos de aparentar estar en otro nivel. Está claro que, para gobernar, lo que se hace necesario son unos buenos negociadores y sumar mayorías.

En Canarias la historia parece que arranca, dependiente económicamente, un buen pellizco, de Madrid, que ya se encargaba de tirárselo en cara el ministro Ábalos a las diputadas de Coalición Canaria, si no le daban el voto al Gobierno de Pedro Sánchez y ahora ya, también al de Pablo Iglesias.

Un Gobierno canario que tiene una tarea súper interesante, hacer posible que también se dé un funcionamiento de pactos que ejemplarice la práctica de los mismos. Habrá que salvar, sin duda esas diferencias que existen entre las familias del propio partido mayoritario, ósea el Psoe, han tenido ciertas dificultades en los gobiernos que se han dado con su presencia, entre los grupitos de aquí y de allá, tendrán que hacer ese esfuerzo si quieren concluir el mandato de esta legislatura.

En nuestra Isla todo apunta a una paz, de momento, en el Cabildo grancanario, el reparto último se ha dado y parece que, con el acuerdo de las dos fuerzas mayoritarias, Nueva Canarias y Psoe.

Todo apunta en este pacto que la razón ha asistido en mayor medida a Nueva Canarias, que el Psoe ha entendido que por intereses políticos insulares o regionales, han debido ceder y así permitir un pacto de gobernabilidad en el Cabildo de Antonio Morales como presidente y un Psoe sin sus pretensiones, que publicaban como exigencias para lo ocurrido posteriormente, que pasaba por obtener la Consejería de Hacienda o Cooperación Institucional, que continúan como al principio, en el bando de Nueva Canarias.

Este es el panorama, grosso modo, de la situación política actual, que nos puede acompañar cuatro años. Son situaciones nuevas, pero no menos ilusionantes para poder facilitarles la vida a la sociedad española y canaria.

Audio_El Comentario Lunes 220719

**Sección de comentarios



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: