Menú principal

Gregorio Viera: “Aires de compromiso”

Ahora deben abrirse puertas y ventanas para que los aires del compromiso, inunde todas las decisiones y políticas del nuevo Gobierno de Canarias

Buenas tardes a todas y todos. Gracias por compartir una tarde más un comentario con otra visión, otros ojos, otra pluma. Hoy: “Aires de compromiso”

Tras las elecciones del pasado 26 de mayo, la configuración del nuevo parlamento de Canarias hacia presagiar que un cambio, en la hasta ahora hegemónica posición de Coalición Canaria, se vería alterada por la confluencia de fuerzas políticas que estaban llamadas a propiciar ese cambio de ciclo en la política canaria. No solo por las fuerzas progresistas y que a la postre lo han propiciado, sino también, por fuerzas más conservadoras que en sus discursos electorales hablaban de un cambio tras 26 años de gobiernos nacionalistas. Se afirmaba por ese entonces, que después de más de 30 años de Coalición Canaria; contando con más recursos, con los mejores Presupuestos Generales de la historia, con herramientas tan importantes como el Régimen Económico y Fiscal de Canarias o el nuevo estatuto de Autonomía, el Archipiélago sigue teniendo los peores resultados en empleo, sanidad, educación y dependencia.

Decía el líder del partido popular que “Canarias se acerca al fin de ciclo político agotado y agotador que pondrá fin a tres décadas de hegemonía en el poder de CC”, sin embargo y gracias al compromiso de cuatro fuerzas que conforman hoy día el Gobierno de Canarias, se consiguió, frenar los planes que tanto CC, como PP y Ciudadanos nos tenía reservado. Se dice una cosa y se hace otra; otra, por las ansias de poder que mostraban significativamente populares y nacionalistas para continuar con años y años de gobiernos juntos en la mayoría de las administraciones, ambos eran socios preferentes y aunque en algún momento pareciera que tenían vía libre para conformar otra mayoría, se evidenció que no era así.

Pero esa pérdida de poder, que ha experimentado Coalición Canaria, puede agudizarse aún mas, si prosperan las mociones de censura que los Cabildos Insulares de la Palma y de Tenerife debatirán el próximo 25 de julio. La pérdida del poder territorial, que acumulaba los nacionalistas, fue proporcional a la indiferencia que mostraron sus líderes en la toma de posesión del nuevo presidente del Gobierno Ángel Víctor Torres y no es, una afirmación gratuita de quien reflexiona, las imágenes que los medios han recogido de ese momento, muestran la evidencia de ello, aderezado además, por las expresiones de dos ex presidentes sentados juntos, Paulino y Fernando, donde la indiferencia entre ambos dio mucho juego en los corrillos posteriores.

Los nuevos aires que se dibujan en el horizonte tienen mucho que ver con las palabras que el presidente pronunció en su discurso; “Otra Canarias es posible y necesaria. Necesaria porque así lo demanda un territorio que muestra una sociedad fragmentada y socialmente injusta, cuando más de un 35% de la misma está en riesgo de exclusión social y de pobreza. Y posible porque no podemos dejar vencernos por la resignación: no cabe rendirse.” Y son nuevos aires, porque la implicación de los partidos que apoyaron la investidura y que forman gobierno, además de la sociedad civil, se vio refrendada porque lo “comparten los cuatro partidos que han hecho posible este nuevo gobierno y los cuatro sabemos, dijo el presidente, que esa es la prioridad. Contaremos con el apoyo social necesario para entregar, al final de los próximos cuatro años, una Canarias que sea más Justa, más Solidaria y más Sostenible.”

Nuestra tierra necesita nuevas formas, nuevas implicaciones que hagan posible reconocer las singularidades de cada isla, sin perder el todo, donde todas, se vean reflejadas en las políticas del nuevo gobierno, donde los insularismos trasnochados no nos haga perder el sueño, no nos haga perder el tren del futuro, porque desgraciadamente seguimos ocupando el vagón de cola de los derechos sociales, porque han antepuesto, las miserias del reparto económico para contentar a sus apoyos, que a lo importante, las personas. Canarias es tierra de acogida, solidaria, trabajadora, sin embargo, quienes nos gobernaban no se han preocupado de dotarnos de lo básico para satisfacer las necesidades mas elementales de la población. Seguimos con los indicadores más bajos de esa larga lista que determina que somos una sociedad empobrecida, que cuando más se enorgullecían del superávit y de tener las cuentas saneadas y transparentes, la sociedad sufría más. No quiero pensar que nos querían pobres, sin empleo, sin renta básica, sin los servicios básicos porque si, quiero pensar que fueron incapaces de gestionar como se debiera, por eso ahora deben abrirse puertas y ventanas para que los aires del compromiso, inunde todas las decisiones y políticas del nuevo Gobierno de Canarias…, con pluma del Faycan.

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: