El Mostrador de Ezequiel López

El Comentario “Cuando no hay humildad, las personas se degradan”

Comentario diario de El Mostrador de Ezequiel López

Ella me dejó de interesar, su altanería a un profesional de la comunicación como yo, como si estuviera por encima del bien y del mal, me echó abajo esa imagen de joven política que llegaba a Telde a quitarle un lastre importante a su formación política.

Ella había conocido la institución municipal, si no muy bien, si le sonaba muy cercana, su hermana la mayor ya había practicado este noble ejercicio cuando se hace a favor del interés general. Su hermana la mayor con la preparación, muy digna, de la propia vida y su educación de crianza, era más que suficiente para responder a su obligación política, con un carácter un poco bruto, dado con frecuencia por esa época, supo acercarse a los vecinos y cumplirle.

Tenemos que recordar que de esa formación siempre se había dicho que, su formación y disciplina era más de una secta que de un partido político. Trabajó duro y se supo ganar su sueldo con su trabajo, nada que envidiar a compañeras o compañeros con estudios mientras estuvo de concejala, dando muestra de saber estar, ser práctica y resolutiva y no preocuparle enfrentarse a cualquiera cuando se trataba de defender su proyecto, sus siglas y lo que ella creía de justicia.

Ella, cuando llegó, ya su hermana la mayor se había retirado, salió junto con un buen grupo de veteranos políticos, casi, casi, empujada por sus propios compañeros de la propia formación. Ella llegó, conoció la oposición, luego el gobierno de la mano del líder siempre, un líder que no se nos esconde que hizo algunas cosas después de la llegada de la Democracia, pues fue el primer alcalde de la misma y estuvo algunas legislatura gobernando con plena mayoría, se puede decir que Telde hizo de él lo que hoy es, y le dio lo que hoy posee. No voy a valorar los aciertos que tuvo, ni los grandes fracasos que hemos tenido que pagar todos los teldenses, sin que le haya afectado en su patrimonio particular conseguido.

Y es que la historia de lo bueno y de lo malo de Telde no se puede contar sin que él esté presente, como cabeza visible del clan político creado a su alrededor. Ella se erigió como un relevo necesario, se quiso vender como un nuevo líder, tanto que hizo creer que así era, no teniéndole cerca de donde hubiera poder.

Este hecho es paradójico, mientras Telde perdía en esa formación política a su gran valedor, contribuyendo a su retirada, señalándolo como el responsable de todos los males, los que habían empezado junto con él, recibían un trato diferenciado, no eran apartados, todo lo contrario, le renovaban y algunos hasta subían de rango político. De hecho, sus socios de creación política, aún están en el machito insular y otros intentando todavía llegar al regional.

Ella dejaba el Parlamento, el Parlamento nunca la dejó a ella, como la primera prueba falsa de humildad para entregarse a la causa local, porque su ciudad se lo merecía. Su falsa modestia pronto hizo aguas y su careta fue cayendo por meritos propios. Sin duda, ella encontró una aliada que, mejor imposible, otra política hecha desde la comodidad y la sumisión, que cuando se vio con poder, dio carta blanca a sus complejos de inferioridad y de prepotencia, uniendo ambas, esas almas gemelas que les llevaría al mayor de los estados de la superioridad sobre todo el resto de los seres humanos.

Ella va camino a volverse a encontrar, ella quiere estar donde nunca debió salir, al Parlamento, a ese estatus donde las clases sociales desfavorecidas se defienden con un sueldo fijo superior a tres mil euros y sin necesidad de enfrentarse a ningún desgraciado, que por el simple hecho de votarle, se creen con el derecho de exigirle que les escuche. Ella es así de indiferente, y eso, a mí, no me interesa.

Audio_El Comentario Miércoles 150519

**Sección de comentarios

Anuncios

Categorías:El Mostrador de Ezequiel López

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s