Menú principal

Opinión-Ángel Rivero: ‘De unos resultados lógicos y otros no tanto…’

Por ahora, todo parece indicar que la situación en Canarias es de cada vez más rechazo a las políticas de Derechas y un acercamiento al progresismo

Han concluido las Elecciones Generales más decisivas (posiblemente) de la historia de la Democracia en España. Unas elecciones marcadas por el miedo, por las posturas extremas y por la llamada al voto útil. Todo derivado de las Elecciones Andaluzas que propiciaron el auge de la Extrema Derecha

Tras la debacle socialista en Andalucía, en la que muchos votantes de Izquierda no acudieron a las urnas decididos a no apoyar a Susana Díaz pero dando por sentada la victoria del PSOE andaluz, el miedo a la Extrema Derecha se introdujo en todos los votantes de Izquierda del Estado Español…

Estas Elecciones Generales 2019 se convirtieron directamente en una confrontación entre progresismo o retroceso y han arrojado unos resultados con múltiples lecturas donde lo menos importante han sido precisamente los partidos políticos, cediendo el protagonismo a las ideologías

El Partido Socialista de Pedro Sánchez puede estar orgulloso hoy tras una remontada espectacular: de 84 escaños a 123. Pero tiene que tener cuidado: la misma noche electoral sus bases le gritaron a la cara a Pedro Sánchez «Con Rivera, NO«. El reelegido candidato a Presidir el Gobierno no esperaba esa respuesta contundente. Se le reflejó en el rostro. Y poco después dijo que su partido no pondría cordones sanitarios (lo que deja entrever que no reniega de hablar con el mismo Rivera del que los votantes socialistas abominan. Sánchez tiene que prestar atención a eso. Hay Elecciones locales, autonómicas y europeas en menos de un mes. Cualquier «acercamiento» a la Derecha puede acarrearle un severo correctivo por parte de la militancia. Debe buscar apoyos entre las filas progresistas sí o sí…

Pablo Casado, por su parte, parece comportarse como si la cosa no fuera con él. Y eso que su derechización ha llevado al Partido Popular a los peores resultados de su historia. Veremos cuánto tardará su partido en pedirle la cabeza. Tiempo al tiempo…

Tampoco interesa a Ciudadanos ahora mismo un pacto que permita la investidura de Pedro Sánchez. La escasa distancia que ha logrado con respecto al Partido Popular (0,8 puntos, 9 escaños) le sitúa como adversario directo del PP y lo lógico sería que a partir de ahora centrara sus esfuerzos en arrebatarle a los populares el puesto de líderes de la Derecha. Pero claro, todo depende de Albert Rivera y ya sabemos lo impredecible que es el muchacho…

Dura ha sido también la caída de Unidas Podemos: de 71 escaños baja a 42 (contando sus confluencias). Le queda el consuelo de saber que tal y como está el tablero sus 42 diputados serán más que necesarios para la formación de un nuevo Gobierno de Sánchez por las razones ya expresadas. Pablo Iglesias insiste, por ahora, en querer entrar en el nuevo Gobierno, pero, si no lo consiguió cuando contaba con 71 diputados y el PSOE con 84, tendrá que acabar conformándose con repetir lo anterior: pactar medidas con el PSOE y servir de apoyo (lo que no es poco)…

De los impresentables, mejor ni hablar: de sus «pretendidos» 60 diputados se han quedado en 24. Y encima, no les van a servir para nada dado la incapacidad de sumar con el resto de la Derecha. Abascal tendrá que conformarse con seguir haciendo lo que ha hecho toda su vida: cobrar del erario público sin dar un palo al agua

Pero ¿Y Canarias?…El caso de las islas merece un análisis aparte. Tenemos un Partido Socialista que ha aumentado considerablemente sus diputados (algo previsible por el miedo a la Extrema Derecha) y un Unidas Podemos que aquí sí ha mantenido sus posiciones, frente a un Partido Popular que, por fin, retrocede de forma espectacular en Canarias (más de 160.000 votos, se queda con la mitad que en 2016)…

Pero la pérdida de votos del PP se tradujo en traspase de votos hacia Coalición Canaria (a fin de cuentas, es la «Derecha canaria»). Ahí, evidentemente no había efecto temor a la ultraderecha, faltaría más. En todo caso, ante la indefinición de lo que ocurriría con el Partido Popular, ATI y los suyos decidieron proteger «sus bienes» ante lo que pudiera venir. De hecho sus dos diputadas lo han sido por la provincia de Santa Cruz de Tenerife (en Gran Canaria quedaron no solo por debajo de Nueva Canarias, sino también por debajo de los ultras de Vox). Además, «olvidando» la reciente sentencia del Caso Las Teresitas o el Caso GrúasAna Oramas llegó a decir «Hemos levantado los brazos para tocar las estrellas». Vana ilusión: como era de esperar ya hoy mismo ha vuelto a negar todo apoyo a un Gobierno de Pedro Sánchez apoyado por Podemos y lo que ella llama «separatistas». Triste que una mal llamada «nacionalista» llame «separatistas» a fuerzas realmente nacionalistas, puesto que Sánchez no va a necesitar apoyo de los partidos independentistas aunque algunos medios se empeñen en decirlo…

No, señora Oramas: Su frase no le va a servir de mucho ya que su actitud no le va a servir más que para pasarse otros cuatro años cobrando sin ser mínimamente útil para la tierra que dice defender.

¿Y qué ha pasado con Nueva Canarias? Posiblemente el efecto del temor a la ultraderecha le haya pasado factura. Por más que se explicó bien claro que Pedro Quevedo representaba el voto realmente útil para Canarias (algo de lo que no podía haber ninguna duda, ya lo había demostrado con creces) no debió ser suficiente. Esta tierra va a sentir (y mucho) su ausencia del Parlamento Estatal esta Legislatura. Pero ahora vienen más elecciones. Ahora debemos centrarnos más que nunca en lo nuestro. Muchos intentarán extrapolar los resultados de las Generales a las Autonómicas y Locales en un intento de manipular al electorado pero no colará…

Nueva Canarias ha sido siempre una fuerza cercana al vecino de a pie, a los problemas reales de la gente. Las próximas elecciones ya no contarán con el mismo efecto de temor que las Generales, sino que se debatirán problemas que afectan a la realidad y el día a día de los ciudadanos y eso se notará en sus resultados con toda seguridad…

Por ahora, todo parece indicar que la situación en Canarias es de cada vez más rechazo a las políticas de Derechas y un acercamiento al progresismo. El Gobierno de Canarias puede y debe cambiar, lo que hace pensar que este breve repunte de Coalición Canaria puede acabar siendo un canto de sirena



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: