Menú principal

Día de Reflexión, y tú… como lo ves

La reflexión del sufrido, ninguneado, maltratado y engañado español

Los españoles contamos con este día para reflexionar sobre, a quién votar después del bombardeo de palabrejas_medias verdades y mentiras_ recitadas por todos los representantes políticos que aspiran a ocupar el sillón presidencial.

La reflexión del sufrido, ninguneado, maltratado y engañado español, se basará principalmente en:

-Votar o No votar-. -Qué partido votar-. –Quién de ellos merece esta vez nuestra confianza- …

Cada vez se agregan más partidos, no con más opciones, sino con más fórmulas para seguir desangrando al pueblo en beneficios de sus propias ansias de poder. Con más argumentos para decirnos lo buenos que son unos y lo malos que son los otros, he ahí la tómbola en la que convierten al ciudadano, que de puro aburrimiento no sabe distinguir, algo que no es especialmente relevante, pues al final, todos son iguales, y entre ellos, amigos y todo, brindando por sus fechorías a costa del pueblo.

Oh, sí, lo sé, en el pensamiento de much@s, puedo incluso intuir la frase, “menud@ ignorante el/la que escribe esto, no sabe lo dice”, pues sí, quizás sea un/una ignorante pero, no por no saber lo que digo o lo que pienso. Mi ignorancia es la de creer y poner mis esperanzas, como ahora mismo, la de tod@s l@s españoles, en unas personas que se creen seres superiores y que están por encima de cualquiera de nosotros, con carreras regladas conseguidas o máster comprados.

En la campaña electoral me hace mucha gracia, como son capaces hasta del cambiar el tono de voz y el esplendor con que se dirigen a la ciudadanía, se parecen al lobo de caperucita, tan convincentes, que hasta te caen bien y todo, parece como si fueran tus vecinos de toda la vida, conocen tus problemas y hasta te ayudan. Que profesionalidad, no la de político, profesionales de la mentira, del engaño y de la desfachatez con que se dirigen a ti pidiéndote el voto. Se han dado cuenta que la frase siempre es tan exquisita como, “Somos la mejor opción, porque cuando estemos gobernando todas estas promesas las convertiremos en realidad, por y para ustedes”.

Pero… de qué opción nos están hablando, acaso piensan que cuando se acaba una legislatura, nos han pasado una bayeta por el cerebro y nos hemos olvidado de todo. A ver, excepto los últimos en llegar y, esos tampoco se salvan, por ejemplo, PP y Psoe han estado gobernando. La verborrea antes de entrar siempre es igual, pero cuando llegan, nada es lo mismo. Si prometieron, acerca de empleo, sanidad, educación, pensiones… etc., resulta que nada de eso se puede arreglar, porque los que se fueron dejaron un agujero y no supieron hacer las cosas bien, sin embargo, justo en el momento que creen tener opciones de entrar, me dices que todo eso me lo puedes dar. ¿Cómo?, y no me cuenten que cuando están en la oposición no están al tanto de las cuentas y presupuestos, porque es precisamente su labor, la de fiscalizar, por lo tanto, me estás engañando antes, durante y después.

Legislatura tras legislatura el cuento siempre ha sido el mismo, antes de entrar todos somos el pueblo, después de entrar está, el pueblo que se ajusta el cinturón cada vez que ustedes lo piden por la economía y bienestar del país, y luego, están ustedes, los políticos, los que, en esta legislatura me toca a mí y en la próxima te toca a ti.

Por curiosidad, sí hipotéticamente el ser político fuera por vocación, de la que en algunas ocasiones tienen la poca vergüenza de mencionar, y, en este supuesto caso, aquellos elegidos que deban estar cuatro años trabajando por la buena salud en todos los aspectos de España, fuera junto a su vocación remunerad@ con un sueldo igual o parecido al de un español medio, sinceramente, ¿estaríais todos, unos por encima de los otros, a ver quién es el guap@ más guap@ que preside este país? Objetivamente, “ni de coña”.

Hay un dicho que dice ‘fuera del agua se nada muy bien’, en este caso no lo voy a usar como habitualmente se sugiere, al contrario. Desde la oposición, quiero entrar, el dicho se traduce en, cuando esté dentro trabajaré por el futuro de España y los españoles. Desde el puesto de la gobernabilidad, el dicho es, ‘tengo un sueldazo, tengo privilegios, tengo casa/chalet, un buen coche, tengo lujos, viajes pagados, dietas de cantidades exorbitadas…’ Ummm, que dijeron que iban a hacer…, nada, absolutamente nada, subir impuestos, bajar salarios, crear más desempleo, en definitiva, que sigan trabajando los españoles, en el Congreso, nosotros, los políticos, les vamos avanzando como van las cosas, ¿cómo?, pues con un circo y muchos actores que convierten un debate en un juego de tirachinas, entretienen al público y mañana, a seguir jugando.

La avaricia es un saco que cuando se acostumbra a llenar, es muy difícil dejar de querer estar en una ruleta de la fortuna, que cada uno de nosotros, los ciudadanos, con nuestros votos, seguiremos alimentando, mal que nos pese, pues quien le pone el cascabel al gato.

A estas alturas, es como una familia, los padres cuando los niñ@s son pequeños les dejamos hacer y les reímos las gracias, cuando van creciendo, si no hemos puesto un freno y hemos dicho hasta aquí, los niñ@s son jovencit@s y adult@s que se han subido a la chepa y ahora nos vemos indefensos cuando no podemos meterlos a viaje.

Y ahora… a reflexionar, “votamos o no votamos”, “a pepito, a manolito, a juanito”, “estaremos confiando en el equipo correcto”, pues eso, yo igual que tú, estamos en la misma tesitura, la reflexión tampoco sirve de nada, mañana iremos todos como corderitos al matadero, a depositar en una urna nuestro sudor, esfuerzo y esperanza, para elegir cuatro años más a unos cuantos privilegiados, hasta el día que se rompa la baraja y tengamos que construir los cimientos de cero.

Buena suerte y que la elección de cada uno sea la mejor para todos

Día de reflexión.jpg
Anónimo


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: