Con 'La Pluma del Faycan' para El Mostrador

Gregorio Viera: “Gobiernos al servicio de la ciudadanía”

No habrá más y mejor democracia si los gobiernos no se ponen al servicio de la ciudadanía, si desde sus ámbitos no legislan para que ese cambio normativo mejore nuestra vida y el de nuestras familias

Buenas tardes a todas y todos. Gracias por compartir una tarde más un comentario con otra visión, otros ojos, otra pluma. Hoy: “Gobiernos al servicio de la ciudadanía”

Quienes llevamos años luchando desde varios ámbitos, pero sobre todo, en el activismo lgtbi sabemos que, a pesar del mandato constitucional que establece la convivencia en igualdad y no discriminación, siendo un clamor social y un acto de justicia necesaria, articular todos los mecanismos que salvaguarde nuestros derechos, éstos, entran en colisión con ciertos pronunciamientos tanto de cierta jerarquía católica como de grupos políticos afines que amparados en “su libertad de expresión” en un estado social y de derecho como es el nuestro, incendien continuamente las redes y los medios con alegatos lgtbifóbicos y que en muchos casos son constitutivos de delitos de odio.

Todas las administraciones públicas, pero especialmente los ayuntamientos tienen que jugar un papel capital y ser referentes positivos en la integración y de lucha contra toda discriminación con políticas de igualdad, especialmente políticas LGTBI, de diversidad familiar, de diversidad étnica, religiosa y de culto y como no, trabajar en la garantía de igualdad de oportunidades. No debemos obviar que existe una corriente, ideario político, que amenaza la igualdad de forma creciente y rápida.

Los gobiernos se tienen que comprometer, durante su mandato, a remover los obstáculos que eviten que la igualdad legal se transforme en real en la vida cotidiana de la ciudadanía. Promocionando medidas dirigidas a la asistencia y protección de las personas víctimas de discriminación con iniciativas y actividades de sensibilización social, información, formación, participación, y cuantas otras sean necesarias para la promoción de la igualdad de trato y la no discriminación, haciendo posible la cooperación entre todos los departamentos con acciones y políticas transversales.

En un corto espacio de tiempo hemos sido llamados a las urnas, urnas que deberían ser el reflejo de un país que sigue avanzando en derechos de ciudadanía y de compromiso social con la diversidad, un país que mira de frente, al futuro con derechos, para que nadie se quede atrás, para que no volvamos atrás como algunas formaciones plantean en sus propuestas. Y debemos hacerlo desde el firme convencimiento de reconocernos en quienes tenemos a nuestro alrededor y debemos hacerlo sobre todo, por decencia democrática.

Sabemos que los caminos y los vientos no siempre van y soplan a nuestro favor, pero eso no nos debe desviar ni un minuto la atención hacia donde vamos o deberíamos ir. Pondremos mecanismos, compromisos políticos que haga posible que el camino recorrido, y el que aún nos queda por recorrer nos cojamos de la mano para seguir avanzando. Por ello, la propuesta programática socialista para la creación de una Dirección General de la Diversidad dependiente del Gobierno de Canarias, con un marco competencia propio. Actualmente existe en otras Comunidades Autónomas, y Canarias cuenta con una trayectoria, compromiso y trabajo en la diversidad.

Se trata de fortalecer el estado de derecho, con medidas que nos han propuesto desde los colectivos pero también, desde el propio partido. Se trata de un firme compromiso desde la dirección del psoe en Canarias. No habrá más y mejor democracia si nos dejan atrás, si volvemos a la involución, a las propuestas de pseudoterapias que algunos alientan, a esconder a nuestros niños y niñas TRANS, a negar el empleo a nuestras mujeres transexuales, a impedir que nuestro mayores lgtbi se relacionen en libertad en centros públicos sin que su orientación e identidad sean un obstáculo. Pero también a una mejor asistencia sanitaria, dependencia, educación, tratamiento vih, etc.

No habrá más y mejor democracia si los gobiernos no se ponen al servicio de la ciudadanía, si desde sus ámbitos no legislan para que ese cambio normativo mejore nuestra vida y el de nuestras familias. La pelea partidaria no debe impedir que nuestros derechos sean pisoteados. La grandeza de un país se mide por su generosidad y a la hora de legislar deben considerar que los derechos lgtbi deben ser preservados por encima de luchas intestinas, así lo pensamos y así haremos que pase…, con la pluma del Faycan.

Con la pluma del Faycan “Gobiernos al servicio de la ciudadanía”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s