Colaborador María Sánchez

Opinión-María Sánchez: ‘Ocho de marzo, Día Internacional de las Mujeres’

Luchamos continuamente por vernos equiparadas al hombre da igual que sea en el terreno laboral, el jurídico o el social

Hay personas que a estas alturas aún se preguntan el porqué se dedica un día a las mujeres. Lo que más sorprende es que esta pregunta se la hagan algunas mujeres, llegando a cuestionarse si realmente hay motivos para ello.

No sé si es que ellas viven en un mundo, donde hombres y mujeres, están equiparados de igual modo entiéndase; derechos, igual en el sueldo para unos y otros, igualdad en el terreno laboral, mismo respeto en su vida privada, etc.

La brecha salarial en España es del 14,2%, triplicando la de otros países como, Luxemburgo, Rumania e Italia, lo que supone que la mujer trabaja gratis si lo comparamos con el salario del hombre. ¿Injusto no?

Desde muchos años atrás las mujeres luchamos por adquirir los mismos derechos que los hombres. Sufrimos discriminación en cualquier campo donde tengamos que competir, ya sea trabajo o relaciones sociales.

Hemos sido discriminadas para los estudios, recuérdese a Concepción Arenal, quien se vio obligada a vestir de hombre para asistir, como oyente, en la universidad. A ella le siguió Federica Montesala, primera mujer que pudo estudiar en una universidad. Este privilegio era exclusivo del varón quien podía escoger la carrera que fuera de su agrado.

Luchamos continuamente por vernos equiparadas al hombre da igual que sea en el terreno laboral, el jurídico o el social. Aún en pleno siglo XXI nos cuesta creer que se establezcan diferencias en una exposición de pintura entre una mujer y un hombre. Para la primera se establecen unos precios más bajos que para el segundo, rayando en la desfachatez de negar que la autora es una mujer.

Pero, desgraciadamente, somos relegadas a un segundo lugar en cualquier trabajo al que aspiramos o, directamente, somos anuladas sin darnos opción a demostrar nuestras cualidades. Nos vemos forzadas a demostrar continuamente que somos tan capaces como cualquier hombre para desempeñar este o aquel cargo que se nos encomiende.

Cierto es que hoy hemos ido ganando terreno, no al hombre como ser, sino al sistema que nos ha relegado a un segundo o tercer lugar. Hasta el siglo pasado, una mujer no podía dar su nombre a cualquier invento que saliera de su cabeza y sus manos, estaba obligada a registrarlo a nombre del marido o, en su defecto, al de un hombre de la familia.

Para aquellas personas que piensan que esta celebración es una moda de las feministas, les dejaré algunas fechas que datan de muchos años atrás.

El 8 de marzo de 1875, cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica de textiles de Nueva York marcharon por las calles contra los bajos salarios, menos de la mitad de lo que cobraban los hombres. Esa jornada acabó con la vida de 120 mujeres debido a las brutales cargas policiales. Este hecho motivó que las trabajadoras fundaran el primer sindicato femenino.

Pero fue en 1909 cuando se celebró el primer día de la mujer. Como pueden ver ha llovido mucho desde entonces y, aún, nos queda mucho por lo que luchar, por lo que hacernos oír pues no estamos luchando solo por nosotras sino, por todas las mujeres que vienen detrás, como lucharon aquellas que perdieron su vida por hacer prevalecer sus derechos.

Opinión_MªSchez_8 marzo- día internacional de las mujeres-1Opinión_MªSchez_8 marzo- día internacional de las mujeres-2--

Anuncios

Categorías:Colaborador María Sánchez

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s