El Mostrador de Ezequiel López

‘El Comentario’ ¡La fuerza y la autoridad, destruye la sinceridad y la confianza!

Comentario diario de El Mostrador de Ezequiel López

Tenemos que estar muy atentos, sobre todo, aquellas personas que estamos por la labor de insistir en una España, con Canarias incluida, en Paz. Esto quiere decir que tenemos que saber posicionarnos si no a lado de los buenos, al menos, junto a los menos malos.

¿Y quiénes son los buenos y los malos?, ahí está la madre del cordero o el quid de la cuestión, no debemos dejarnos llevar por las impronta que algunos líderes quieren hacernos ver para una identificación personalizada. Creo que será bueno conocer más allá de una posición personal estratégica en un momento dado, interesada y con la intencionalidad de buscar ese espacio que se cree que debe hacerse visible.

Los ciudadanos en vista lo que se nos viene encima, tenemos que estar más cerca de la realidad que de los jueguitos de los lideres estándares que presumen de decir todo aquello que sus más allegados asesores le marca para ganar empatía de los ciudadanos o patriotas. Las campañas electorales ya no son lo que eran, hoy en día se trabaja de otra manera la llamada de atención, antes era un termómetro ver un local lleno o medio vacío, hoy en día lo que funciona es ver a un líder o candidata reunida con un grupo de 7 o 9 personas a su alrededor en diálogo, consiguiendo así mejor consideración que correr un riesgo de llenar o no un local determinado.

Los políticos quieren contar siempre con muchas personas jaleándoles y aplaudiéndoles, sobre todo si existen cámaras cerca, reservándose estos momentos para los actos cumbres o visitas puntuales de los números uno. Ellos, los partidos políticos, conocen bien el manual, ellos una vez que salen a la calle, difícilmente tienen parada, son como los trenes de alta velocidad, tienen su rumbo fijo, aquel que abre ventana o no está a la hora de salida, puede costarle caro en su carrera política. Esto ocurre por cuenta de ellos que tienen todo planificado, aunque a última hora le puedan comunicar que las necesidades reales de la ciudadanía son muy distintas a las que dice el manual electoral al uso, no cambiarán la hoja de ruta.

Estaremos muy atentos porque a muchos políticos, sobre todo, los que quieren llegar al Congreso Nacional que viven en una realidad virtual con respecto a los problemas de los ciudadanos de a pié. Cuando hablamos de lo virtual, hablamos de todo lo que tiene una existencia aparente, opuesto a lo real o físico. Ellos nuestros políticos nacionales, a esos que no conocemos sino de dos o tres apariciones en campaña y que luego una vez colocados en el Congreso, ya sus ocupaciones y los diferentes filtros que se ponen, les hace casi inaccesibles, disculpándose por la gran tarea que tienen, cuando lo más que sabemos de ellos, es el ir y venir de Madrid todas las semanas con todos los gastos pagos además de las dietas.

Claro está que me refiero a los que llamamos del montón, aquellos diputados y diputadas, senadores y senadoras, que no les conocemos nada de nada que, nos podemos sentir contento con sus actuaciones hacia el lugar que les eligió, aunque le valga de disculpas que ellos se deben a toda España, haciéndonos los bobos, cuando sabemos que si no les votamos nosotros, nadie de Algeciras o Santander le votaría.

Ellos en su realidad virtual creen que todo lo que leen es verdad, que la economía está creciendo, que el empleo va en aumento, que las mejoras en nuestro entorno se nota en nuestros bolsillos, que ya llegamos a final de mes sin necesidad de endrogarnos con nuestras tarjetas, aquellos que tienen que seguir escapando gracias a las pensiones de sus padres o abuelos y un sinfín de padecimientos que aún no están encaminados a una solución a corto plazo y que no tiene visos de arreglo con estas elecciones ni con dos o tres más.

Lo real y tangible es que no estamos bien, la sociedad del día a día no lo está pasando bien, están escapando, están sacrificando ese tiempo valioso que ellos podían dedicar a sus seres queridos para alimentar esa otra fuerza que en muchas ocasiones son necesarias tener, para sacar a esa familia adelante sin fracturas que luego les cueste dejar en el camino de la vida, cosas maravillosas que no puede volver a vivir, como ese tiempo necesario para poder disfrutar de sus hijos cuando lo necesitan.

El tener que buscar el sustento para la familia implica, hoy en día, grandes sacrificios, no tan solo, tener dos trabajos como mínimo una familia de 4 personas para poder vivir decentemente. La realidad no se queda solo en eso, después de ser un afortunado y contar con trabajo, luego estamos expuestos a los impuestos, expuestos a todo aquello que quieren cobrarnos las instituciones públicas y privadas por unos servicios básicos, que en muchas ocasiones no llegan o no cumplen, pero que tenemos que pagar. Seguramente que en comparación con esos países llamados tercermundista, seremos medio reyes, pero nuestros problemas están aquí, no allá.

Tenemos en nuestras manos, muy pronto la posibilidad de intentar buscar a aquellos hombres y mujeres que nos puedan facilitar mejor las cosas para nuestras vidas, pongamos bien el oído y sepamos leer la letra chica, no nos dejemos obnubilar por cantos de sirenas y recordemos que antes de la democracia existía la dictadura en este país y que, la dictadura nos hizo mucho daño y además se logró por una guerra civil que ganó el bando militar, que durante cuarenta años el ordeno y mando, la mujer sometida, la homofobia y otras tantas creencias retrógadas nos tenían alejados del resto del mundo, la democracia, el sistema menos malo que hoy en día existe en este planeta, nos puso en el candelero y estamos en el camino, ahorremos tiempo y no recortemos derechos conseguidos, aunque los tiempos parecen difíciles y se nos dé ocasiones familiares donde parezca a veces necesario que dar una torta evita que se cometa un error, siempre existe, y está más que comprobado que con amor y comunicación, las manos ligeras y los ordeno y mando, no valen para nada hasta en las mejores familias, su uso no trae nunca buenas respuestas ni a corto ni a largo plazo.

No nos alejemos de aquellos que quieren que sus hijos, sus nietos, sean libres, los que añoran la verdad única, que piensen que siempre les queda los viernes y sábados, SÁLVAME de Lux en tele 5.

**Sección de comentarios

 

Anuncios

Categorías:El Mostrador de Ezequiel López

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s