El Mostrador de Ezequiel López

‘El Comentario’ Borracho fino no pierde el tino

Comentario diario de El Mostrador de Ezequiel López

Esto se está yendo de madres, son ellos mismos los que están provocando la debacle. De siempre hemos oído de nuestros mayores, los de ayer y los de hoy, que los trabajos hay que cuidarlos, que no nos metamos con los jefes y los clientes, que cumplamos con lo que nos encomiendan, que no nos dejemos “pisar” pero tampoco busquemos bronca por buscar, que la calle y los trabajos no están a la vuelta de la esquina.

Los políticos están tensando la cuerda, ellos adquieren un lumbrerísmo que les hace creerse súper hombres o súper mujeres cuando llegan a obtener un buen sueldo de lo público y sin tener jefe ni nadie que les controle los horarios de entradas y salidas, y no esperen que diga que no son todos, son la mayoría, es triste pero real. Eso sí, existen unos pocos que practican la dedicación exclusiva con el rigor y el fundamento que se debe, unos pocos, en toda España, incluyendo las Canarias del Atlántico.

Yo no voy a situarme en el drama de la hecatombe de la vida política, pues estaría ubicándome en el fracaso del sistema y eso no nos interesa, aunque existan gamberros y mercenarios preparados para hundir un sistema, que entre los peores es el mejor, el democrático.

El sistema democrático, viene siendo algo parecido a la libertad, con unas reglas de juego pues es lo que hace que pueda seguir vivo. La libertad en un orden social establecido nos permite vivir como queremos, siempre teniendo en cuenta, que nuestra libertad termina donde empieza las de los demás. Todo esto salta por los aire, a mi modesto entender, cuando nos acercamos al libertinaje, cuando el todo vale por la libertad interesada, egocentrista e individual.

El sistema democrático, del que aún estamos aprendiendo y descubriendo, todavía nos tiene que dar algunas alegrías y sin duda algunos calentones. Si sabemos no mezclar el crecimiento y el aprendizaje del sistema con el dinamitar el mismo para reconvertirlo al gusto del interesado de turno, consiguiendo que pululen en el mismo, aquellos que les interesará desprestigiarlos y conducirlos hasta el fracaso, para luego moldear el sistema a la carta del gobierno de turno, una especie del viciado sistema Venezolano, que tiene cosas que nos sorprende democráticamente, como de repente nos sorprende ese intríngulis de leyes patrióticas que hace casi imposible reprobar y quitar al gobierno que maneja el poder a su oscuro interés.

Existen unos interesados que quieren que nos importe poco o que no nos fiemos del sistema porque no beneficia a unos pocos que desean obtener su independencia por cuenta y riesgo, compartido, y nunca perdiendo ellos.

La mayoría de los españoles, incluyendo a los canarios estamos pasando de casi todo, de buenas a primera nos acomodamos a los corruptos, y hasta les votamos en mayoría y tan frescos que nos quedamos, otras veces nos mosqueamos con los cuerpos nacionales de seguridad por ser tan permisivos con los destrozadores de nuestros bienes públicos y privados en las manifestaciones callejeras, y luego somos capaces de poner el grito en el cielo cuando vemos como unos ciudadanos gamberros, irrespetuosos agreden a otros que andan tranquilos y que, lo que solo desean es ir a sus trabajos y caminar por las calles en paz, pues ahí nos preguntamos que dónde están nuestros policías.

Por otro lado los políticos ya no se cortan un pelo y sacan a pasear sus vergüenzas sin importarles mucho, por ejemplo, siguen con sus sueldazos, con las dietas estratosféricas, con sus mensajitos en whatsapp anunciando sus privilegios en la justicia, otros a su bola mostrando el lado guarro de cualquier personajillo que no respeta las reglas del juego.

Se están perdiendo los papeles y desde luego no se ve fin a este desmadre. Estos políticos que quieren hacernos creer que con ellos ya estamos servidos, deben de adquirir algún tratamiento por parte de las ONGs humanitarias, no puede ser que solo piensen en ellos y sus fotos y sus intereses partidistas, dicen algunos que deben de tener en cuenta que son ejemplos para la sociedad y que los ciudadanos nos miramos en ellos, con perdón de la palabra, ¡una mierda!, yo me miro en mi padre, en mi madre, en amigos que son como hermanos, en hombres y mujeres que sin que conozcamos sus nombres no paran de ayudar al prójimo, y sin duda en esa otra legión ejemplar que están ahí y que si se merecen un trato especial, los pequeños y medianos empresarios que arriesgando sus dineros, facilitan que cientos de miles de familias puedan vivir dignamente.

Los políticos de hoy, están viviendo una transformación, y lo estamos pagando la ciudadanía. No se la saben todas y tampoco son los más listos, sí posiblemente, los más aprovechaos de sus situaciones especiales que les ha tocado vivir. Esta España de ellos y esta Canarias que queremos para nosotros, no está ahora mismo colocada en su sitio, no tengo yo el remedio, ¡Dios me libre!, pero si reconozco que no estamos con los mejores compañeros de viaje.

Ganas de poner nombres en mi boca y despotricar, haberlas haylas, pero me retiene la esperanza que esto pasará como pasa un mal gobierno en 4 u ocho años a lo sumo, pero tenemos que responder nosotros también, no podemos seguir a los listillos de la clase como si nos fuera la vida en ello, tenemos que sopesar todos los dimes y diretes, los extremos no nos llevan a nada bueno.

Tenemos que implicarnos, tenemos que empezar por nosotros mismos primero, y llamar las cosas por su nombre, y hacerlo sin acritud, hacerlo por el bienestar mental que nos debe de proporcionar, tenemos que tener altura de mira, no la que anuncian los políticos, no, no debemos de enborregarnos por el palabrerío pistolero de algunos ni tampoco reírle la gracia a los que permiten que con arrogancia y malcriadez, llegan al campo y se llevan el balón de juego cuando se le dice, donde tiene que colocarse para jugar bien y con todos.

Audio_El Comentario Miércoles 211118

**Sección de comentarios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s