Con 'La Pluma del Faycan' para El Mostrador

Gregorio Viera: “Libro Blanco de los Recursos Humanos”

Buenas tardes a todas y todos. Gracias por compartir una tarde más un comentario con otra visión, otros ojos, otra pluma. Hoy: “Libro Blanco de los Recursos Humanos”

No es una idea que me asaltara de golpe y tan cual la expongo, esta propuesta que llegó hasta mí, hace ya bastantes meses y que se ha dejado dormir en el sueño de los justos, es de un funcionario municipal de nuestro ayuntamiento, además de representante sindical y un sin fin de ocupaciones que tienen que ver casi todas con el folklore. Dada la situación actual de la plantilla municipal y el escaso recorrido de la promoción interna, se me antojaba que este libro blanco sería un acicate para poner blanco sobre negro, la situación de la plantilla municipal, su relación de puesto de trabajo (RPT) y como no, las distintas situaciones laborales que conviven dentro de la institución municipal.

En comentarios anteriores ya había reflexionado sobre la RPT, pero la propuesta que nos hicieron llegar, me parecía y parece una magnífica herramienta de trabajo que ordenará un poco la situación actual de partida, máxime cuando esta ciudad emplea casi 30 millones de euros de su presupuesto para el capítulo I (Personal). La ciudad tiene el derecho de conocer en que nos gastamos el dinero público, sobre todo si en esa partida, abonamos salarios al personal indefinidos no fijo por sentencia firme y que en nuestro caso vamos por casi 180 personas, en distintas categorías y no necesariamente con la formación adecuada para el puesto que se ha ganado en la sentencia. Esta situación no es patrimonio en exclusiva de nuestro ayuntamiento, para desgracia del contribuyente, esta situación se da en muchas administraciones públicas y mucho más de lo que debiera.

Esta propuesta serviría para poner sobre la mesa, no solo la reposición de las vacantes que se han producido durante estos años, amortizando las plazas de difícil encaje en los momentos actuales, bien porque ya no prestamos el Servicio o bien porque algunas categorías han ido desapareciendo de la función pública, sino la promoción, la carrera profesional y sobre todo desde mi óptica, la realización de una OPE (Oferta Pública de Empleo) y convocatoria de las plazas desempeñadas por esos trabajadores/as municipales que lo son por esas sentencias o bien amortizar sus plazas, que sentencias las hay para hacerlo.

Se que mucha gente, sindicalistas incluidos, no ven con buenos ojos la convocatoria de las plazas que están en esa situación, pero si queremos tener la plantilla que esta cuidad necesita, si pretendemos la promoción interna del personal que ha sacado su plaza mediante convocatoria pública, sean de laborales o de funcionario, es hora de dejar de hacer política, tanto de los grupos políticos, como los sindicatos con la plantilla municipal, porque al fin y al cabo, todos los salarios salen del mismo sitio, de las arcas públicas. Por esa visión de la función pública y del servicio que se presta o se debería prestar, veía con buenos ojos esa oportunidad que nos brindaron para el libro blanco y que en definitiva, de salir adelante, nos retrataría ante la ciudadanía.

No me cabe la menor duda, que la constitución de esa mesa, al igual que se hace para otras cuestiones, redundaría en dar protagonismo a los servicios públicos y a las personas que lo realizan, reconocer las limitaciones que como administración local tenemos y sobre todo, analizar la eficiencia y eficacia en la gestión de lo público, pero con las herramientas e infraestructuras adecuadas para hacerlo con dignidad, pensando siempre en la mejora continúa de un servicio a la ciudadanía.

Creo que debemos afrontar el reto, buscar complicidades y sobre todo lograr el compromiso de todas las partes implicadas. Si, reconozco de antemano que yo que estuve dirigiendo ese departamento podría haber hecho más, lo sé, y asumo esa responsabilidad, pero créanme que una cosa es tener las cosas claras y otras que puedas o te dejen hacerlo y no es cobardía reconocer la incapacidad que nos asalta en algunas ocasiones porque uno quiere hacer lo que considera justo, correcto y otra muy distinto es lo que puedes o te dejan hacer, a veces hay que echarse la manta a la cabeza y hacer lo que de justicia se debe hacer, crear esa mesa y sacar adelante entre todas y todos el libro blanco de los recursos humanos de nuestro ayuntamiento., con la pluma del Faycan.

Con la Pluma del Faycan: “Libro Blanco de los Recursos Humanos”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s