El Mostrador de Ezequiel López

‘El Comentario’ ¡Amargos chochos!

Comentario diario de El Mostrador de Ezequiel López

Esto de acercarnos al pueblo y estar a su lado cuando nos necesitan, es la mayor satisfacción que nos podemos permitir los que nos dedicamos a esto de comunicar, con responsabilidad, con seriedad, respetando las cosas de comer.

Los colectivos y sus representantes, aquellos que deciden arrimar el hombro a favor de sus vecinos a cambio de nada, expuestos siempre a que la comunidad no entiendan del porqué dedican su tiempo y a veces hasta sus dineros, para defender el interés general de verdad, y los critiquen como si fueran culpables de que a veces no lleguen las soluciones, que deben de dar los políticos comprometidos. No es fácil ser miembro de una Comunidad de vecinos o colectivo vecinal, y aún más complicado cuando los inmuebles dependen de atenciones públicas.

La Zona Residencial de Jinámar es un ejemplo, y lo digo sin el más mínimo atisbo de no desear que esto no se repitiera, y ya es algo común, que cuando se quema con pólvora ajena, nadie, nadie pone cuidado, siento mucho generalizar.

Fomentas es la empresa municipal que supuestamente debe de afrontar las obras de viviendas que se les confía, no sé si con un personal que contratan para la obra determinada o profesionales de subcontratas que deben de realizar las obras encargadas.

Desde hace algunas semanas tengo sobre mi mesa algunas quejas recibidas, vía correo y whatsaap sobre los desperfectos a la vista en las viviendas de los Marinos de Melenara, sobre todo en pintura. Y hoy el compañero Gaumet Florido de Canarias 7, levanta una manta que se temía que pudiera darse.

El compañero en su crónica de hoy, en Canarias 7, nos presenta en titulares “La cara oculta del remozado de Jinamar”, ya con el titular entra directamente en cuestión, y es que de verdad existe cara oculta, y no tan solo de lo denunciado, también posiblemente de algún denunciante. La cuestión está en que se debiera conocer las dos versiones, posiblemente, y no lo he hablado con Gaumet, igual para esta publicación la versión oficial se debiera de dar de oficio, sin necesidad de contrastar lo que el periodista estaba viendo con el presidente del bloque 25 y el vicepresidente del bloque 27.

Pedro Santiago Duque y Carmelo Pérez expusieron que esta rehabilitación es solo en exteriores, ósea al edificio, cubierta, fachada y zonas comunes y entorno próximo, queriendo dejar claro que no son los pisos por dentro y recriminan a los políticos que vendan que han rehabilitado 1000 casas y no es así, han arreglado o arreglan, según ellos, los edificios.

El tener obras en estas fechas próximas a las elecciones corre sus serios peligros, pues se prestan a ambas utilizaciones, por un lado aquellos que la están realizando, grupos de gobiernos y por otro lado las quejas de la oposición o de los afectados, con ánimos o no de hacer política o de hacerle la gracia a alguno de ellos. Que no tiene por qué darse en esta denuncia.

Los denunciantes le dicen a Gaumet que solo reciben largas por parte de la institución local, y que lo más que les urge es atajar el riesgo contra la salud que les suponen las palomas. En el Bloque 27 no sufrían este problema, y en el 25 habían logrado atajarlo gracias a una inversión hecha por los propios vecinos pero, pasaron las obras, cambiaron las redes de los patios de luz y se les vino el mundo encima. No están bien sujetas, o no son adecuadas, y eso hace que las aves entren y que luego no puedan salir, por lo que mueren en los patios, convertidos en palomares gigantes.

Dice la crónica en Canarias 7, que bastó abrir la ventana de la escalera que da al suelo de uno de ellos para apreciar el foco de infección que se ha generado. También denuncian que las cuerdas disuasorias sujetas a los pretiles con remates ya están oxidadas.

Nosotros desde este Mostrador hemos querido conocer aún más el problema y hemos intentado conocer la otra cara, no sé si oculta, pero es la otra cara de la Administración, que ‘si pallí, que si pallá’ y nadie habla, esta cuestión está de la mano de la alcaldesa y de alguien que está al frente de Fomentas, con todas las consecuencias, su gerente Carmelo Ramírez.

Este Gobierno ha hecho una apuesta muy importante con Fomentas, empresa pública perteneciente al ayuntamiento, una empresa que se mantiene muy bien y que percibe sus pagos desde la administración, como nunca antes se había hecho, que por otro lado es lo más correcto, si su meta es cumplir con los objetivos marcados en su creación. Otra vez más esperaremos que ellos hagan sus balances y respondan, y mientras, viva la especulación informativa y si no les gusta, espabilen y contesten pronto.

Parece ser, según información vecinal, no de directivos, nos apuntan algunos detalles, por ejemplo: que la cuota que han pagado los vecinos, algo simbólico, no llegaba ni a los 250 euros, ha pagar fraccionadamente, que el tema de la pintura está ya sobre aviso la empresa, que existieron algunos cambios en la obra pedidos por los propios directivos, ahora denunciantes.

Algunos vecinos de los bloques mencionados no se cortan un pelo, en destacar algún exceso de protagonismo por parte de algunos que encima presumen de contar con otra vivienda, en otra isla. Lo cierto es que, las viviendas necesitan su atención, que las denuncias debe de ser atendidas en su totalidad y con la transparencia que se merece el uso de los dineros públicos y un buen ejercicio por parte de la Administración sería dar la cara a los vecinos y virársela a aquellas empresas que no cumplen con lo pactado.

Audio_El Comentario Lunes 051118

**Sección de comentarios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s