Colaborador Antonio Estupiñán

Opinión-A. Estupiñán: ¿Estamos preparados ante una tromba de agua o una tormenta tropical?

No queremos alarmar a nadie, pero si prevenir, porque una temida Tromba de Agua está clasificada, dentro del orden meteorológico como…”repentino y descomunal aguacero de caracteres violentos, que pueden descargar en (pocos minutos) entre 100 y 300 litros m2”

Los bruscos cambios de la meteorología a nivel mundial están dejando a la mayoría de los países con muchos problemas de solución, las múltiples catástrofes climatológicas y meteorológicas por culpa supuestamente de la “mano del hombre” están haciendo mella a nuestro débil planeta que por diversas causas de polución y otras contaminaciones están resquebrajando las grandes masas de hielo con el consiguiente peligro de la subida del nivel del mar que según los pronósticos para este final del siglo XXI subiría entre dos y cinco metros de altura, esto agregado al aumento de grandes tormentas tropicales, trombas marinas y vientos huracanados, las grandes zonas llanas y pobladas tendrán sus repercusiones de no tomar las debidas precauciones por los organismos competentes en la materia de los países de todo el mundo.

Sin ir más lejos aún recordamos (en el archipiélago canario) hace cerca de tres lustros (2005) de aquella célebre tormenta tropical “Delta” donde hizo estragos a su paso por Canarias, en Agaete destrozó el “Dedo de Dios” y nuestros campos agrícolas la padeció, mientras que en Tenerife y La Palma hizo grandes estragos.

Seguimos reincidiendo que la egoísta “mano del hombre” de no remediar a tiempo sus impulsos expansionistas nos llevará a serias consecuencias, para ello ponemos el ejemplo de la mayoría de nuestros barrancos en Gran Canaria que los estamos recortando y cubriendo buena parte de sus cauces y haciéndolos cada vez más estrechos…”como ya no llueve como antes”, citemos al barranco de Telde lo han ido estrechando cada vez más, el Guayadeque a su paso por Carrizal le han ocupado el 50% de su cauce, el barranco de Tirajana entre Doctoral y la GC-1, también les han arrebatado un 40% de su cauce, el barranco de Balos entre Agüímes y Santa Lucía con una anchura de medio kilómetro, en su trayecto hacia el polígono industrial de Arinaga le han canalizado unos “30 metros de anchura” y no digamos nada de la zona turística de Maspalomas, un lugar casi llano en su zona del “Campo Internacional” donde el barranco también lo han canalizado junto a sus afluentes, mientras en sus alrededores se alzan millares de apartamentos y hoteles. En la zona del Veril, hace unos años (2001), hubo serias inundaciones por “lluvias fuertes”.

En cambio en las riberas de los barrancos, hemos establecidos camping, como el ubicado entre el Aeroclub y Bahía Feliz y otros. Estamos quitándoles a nuestros barrancos sus pertenencias, aparte de las pernoctaciones junto a sus arrebatados cauces (llámese camping), pero… ¿Estamos preparados para afrontar el “cambio climático” con sus imprevisibles fenómenos atmosféricos, que están haciendo verdaderos estragos por donde pasan?…¿Están los camping y zonas turísticas ubicadas junto a los barrancos, preparadas para recibir una imprevista…”Tromba de Agua” ó una fuerte “Tormenta Tropical”?

No queremos alarmar a nadie, pero si prevenir, porque una temida Tromba de Agua está clasificada, dentro del orden meteorológico como…”repentino y descomunal aguacero de caracteres violentos, que pueden descargar en (pocos minutos) entre 100 y 300 litros m2”. Debemos recordar que una tromba de agua lo forman las poderosas nubes de nombre “Cúmulus / Nimbus” y están catalogadas como las nubes más grande y peligrosa que reina en nuestra atmósfera.

Por si nos sirven de ejemplo, queremos recordar con sumo respeto y en silencio aquella tragedia acaecida el 7 de agosto de 1996 en el camping “Las Nieves” que estaba situado junto al barranco de Arás (Biescas-Huescas), aquella fatídica Tromba de Agua caída en sus inmediaciones (100 litros por segundo en sólo “diez minutos”), la riada y el lodo que arrastró barranco abajo, arrasó todo lo que encontraba a su paso, incluido el citado camping Las Nieves, dejando 87 muertos y 183 heridos. En Tenerife también sufrimos las consecuencias de las fatídicas trombas de agua y no hace mucho los “aparcamientos de coches en pleno barranco” de Ojos de Garza (Telde) mandó al mar a numerosos vehículos mientras sus dueños estaban ausentes en otras islas.

Los ayuntamientos de nuestros municipios canarios, deberían de habilitar zonas “más altas” en los lugares cercanos a los barrancos para los camping así como ampliar los cauces de “barrancos canalizados” como medidas protectoras, porque nadie sabe las sorpresas que nos pueden deparar éstos sorpresivos cambios climáticos-meteorológicos que tantos estragos están causando por donde imprevisiblemente les tocan llegar….(¡).

(*) Articulistas en diversos medios digitales de información  www.antonioestupinan.com

*Otros artículos de autor

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

Categorías:Colaborador Antonio Estupiñán

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s