El Mostrador de Ezequiel López

‘El Comentario’ ¡No gracia, fumo Krüger!

Comentario diario de El Mostrador de Ezequiel López

Hoy es la noche de la tradición de los Finaos. Una noche que se está en la lucha que no desaparezca de nuestras tradiciones. Ahora bien, no se puede de dejar de reconocer que volvemos a ser, los canarios nuestros primeros enemigos para sostener nuestra noche de Finaos.

Las capitales son las grandes enemigas de las tradiciones populares, convirtiéndose a veces en verdaderas máquinas chinas que aplasta el pensamiento tradicional dejando que aparezca y escape de ese apisonamiento fiestas como la de Halloween.

Podríamos decir que casi es ley de vida, aunque si me apuran un poco, con la emisión acordada por algunas cadenas de TV de algunas eliminaciones de Operación Triunfo, igual podemos hacerle cara a las fiestas de Hallowenn, pues por ahora y hoy en día, Operación Triunfo, es de mayor interés para los adolescentes.

Las fiestas de los Finaos, sin duda es de mayor presencia en los pueblos alejados de la Capital, mas de interiores y de medianías. Por fortuna las instituciones locales y la Insular, el Cabildo, han sido muy sensibles con esta tradición, aunque en honor a la verdad, a todas las tradiciones, no solo a esta.

El Cabildo ha puesto en marcha un cuaderno invitando a los jóvenes de Gran Canaria a ahondar en la memoria de sus antepasados, a preguntar a sus padres y abuelos por sus vidas y a recoger la información recabada en un álbum genealógico que honre la memoria de sus difuntos por el Día de los Finaos, una tradición isleña que lucha por mantenerse frente al embate de Halloween.

En tierras peninsulares las costumbres parecen que son otras, con las visitas a los cementerios están completos. Aquí mantenemos ambas, visitamos a nuestros seres queridos a los Campos Santos y somos capaces de hacernos nuestro hueco para celebrar la memoria de los no presentes en la vida.

Se dice que la costumbre era tocar en las puertas y preguntar si había santos, la dueña decía que sí, y depositaba en la talega o cesto, almendras, nueces, castañas y hasta higos pasados. Luego la costumbre apuntaba que la mujer mayor de la familia recordaba a los muertos, a los finados a los que habían llegado a su fin.

La madre o la abuela, era costumbre que fueran las responsables de contar las anécdotas de los difuntos de la familia y de alguna manera los hacía presente con sus palabras, y mientras se compartían merienda a base de nueces, castaña y almendras, bien acompañado por vino dulce, anís o ron miel. Ya calentitos llegaba el Baile de los Finaos, donde guitarra en mano cantando al son de malagueñas con los llamados Ranchos de Animas, poniendo la nota de alegría.

Por fortuna ya son muchos o casi todos los municipios los que se involucran en poner en valor esta tradición. Minerva Alonso junto con su equipo de la Fedac, han elaborado un cuadernillo didáctico y una guía de aprendizaje que tiene como objetivo profundizar en las tradiciones que giran en torno al Día de los Difuntos, que estarán a la disposición de los centros que imparten la Secundaria.

Y es que obras son amores y no buenas intenciones, esta novedosa iniciativa de la Consejería de Artesanía del Gobierno Insular, del Cabildo, llevará al alumnado a recorrer esta tradición desde su origen hasta la actualidad y a ser protagonista de su rescate con la recuperación de la memoria de su propia familia, lo que implicará un trabajo de investigación que será interesante y, a buen seguro, en ocasiones emocionante.

Este tipo de acciones merecen mayor atención por parte de la sociedad, debemos de implicarnos más, sabemos de las dificultad que supone, no solo enfrentarnos a Halloween, sino a los nuevos hábitos familiares, eso de reunirse los abuelos con el resto de la familia, debemos de reconocer que ese lujo nos lo damos una o dos veces al año, el resto se impone el contacto vía whatsapp o faceboock, el poder de convocatoria y conseguir que se dé, es un privilegio de muy pocos, por lo tanto aplaudible el trabajo que realizan las instituciones en favor de nuestras tradiciones.

El cuadernillo “los Finaos” responde a una demanda de los centros escolares y de las asociaciones de madres y padres porque al igual que el Cabildo ven con preocupación la imposición comercial de Hallowenn el 31 de octubre irremediablemente.

Hallowen es una fiesta de origen celta habitual en Estados Unidos en la que proliferan las brujas, los vampiros y los zombis y que por desgracia para nuestras costumbres, ha despertado especial atención en los más pequeños y en los jóvenes.

No se nos esconde que Los Finaos es una fiesta que se le ha echado el lazo últimamente, ya que en siglos pasados estuvo más en el olvido, obteniendo una cierta recuperación en los últimos años. Ahora se convive con Halloween y su enorme maquinaria comercial, si bien padres, alumnado e instituciones no están dispuestos a ceder el espacio que corresponde a los Finaos.

Como siempre y ejemplos, haberlos haylos, así nos va por no poner suficientemente el empeño, en que tenga presencia y sea estudiada y transmitida en el ámbito educativo, siendo esta guía y cuadernillo que ha editado el Cabildo, lo ideal para introducir, en este caso, los Finaos en el circuito.

Por ahora nos alegramos que se tenga otra visión, mayoritaria de nuestras tradiciones en la capital, al fin y al cabo todos debemos de preservarlas si queremos no terminar sucumbiendo ante el gran enemigo de todas estas cuestiones de interés general, El Olvido.

Audio_El Comentario Miércoles 311018

**Sección de comentarios

 

Anuncios

Categorías:El Mostrador de Ezequiel López

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s