Menú principal

Baltar informa que en 2017 se incrementó la actividad quirúrgica un 9,4 por ciento con respecto a 2015

En 2017, el SCS realizó 134.548 intervenciones quirúrgicas, lo que permitió reducir la lista de espera interanual en un 16,5 por ciento

El consejero asegura que se continuará mejorando el rendimiento de los hospitales públicos y se comprometió a crear un plan de infraestructuras que permita crecer a la red pública sanitaria

Señaló que entre 2016 y 2017, el porcentaje del gasto en intervenciones quirúrgicas concertadas en relación al gasto total del SCS disminuyó de un 4,86 a un 4,59 por ciento, un descenso del 5,5 por ciento

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, informó esta mañana en la Comisión de Sanidad del Parlamento de Canarias que la actividad quirúrgica del Servicio Canario de la Salud aumentó en 2017, con respecto a 2015, un 9,4 por ciento, con 134.548 intervenciones quirúrgicas realizadas, lo que ha permitido reducir la lista de espera un 16,5 por ciento; una mejora en el rendimiento a la que han contribuido todos los profesionales de la red pública y para la que se han utilizado todos los recursos a disposición del sistema sanitario, contemplados en la normativa vigente. Asimismo, precisó que en comparación con el año 2016, la actividad quirúrgica se incrementó un 7,3 por ciento.

Baltar aseguró que «lo más importante para la Consejería de Sanidad es resolver el problema de salud de los pacientes con calidad, seguridad y en el menor tiempo posible», de ahí que defendiera «continuar mejorando el rendimiento de los hospitales públicos y crear un plan de infraestructuras que permita crecer a la red pública sanitaria.

Indicó que de las 134.548 intervenciones quirúrgicas realizadas en 2017, del orden de 104.479 (el 80% de total) se realizaron en hospitales del SCS (92.551 intervenciones) o a través del modelo de «cupo» con los profesionales del SCS (11.928 intervenciones), consistente en el alquiler de quirófanos de centros concertados en momentos en los que los quirófanos públicos están a pleno rendimiento, «una modalidad utilizada desde años anteriores y que hemos potenciado un 25 por ciento con respecto a 2016», precisó. En cuanto a la realización de intervenciones quirúrgicas con medios ajenos, un 20 por ciento del total, se realizó a través de los conciertos y contratos con los centros concertados, de lo que se desprende que de cada 10 intervenciones realizadas 8 se practican en hospitales y con profesionales públicos y 2 con medios ajenos.

Disminución del gasto en actividad concertada

Señaló que entre 2016 y 2017, el porcentaje del gasto en intervenciones quirúrgicas concertadas en relación al gasto total del SCS disminuyó de un 4,86 a un 4,59 por ciento, un descenso del 5,5%.

Estos datos ponen de manifiesto que los centros sanitarios públicos concentran el peso de la actividad asistencial y del gasto, como evidencia que en el pasado ejercicio recibieran en su totalidad los 160 millones concedidos través de un crédito extraordinario.

Respecto al procedimiento de derivación de pacientes a los centros concertados, el consejero señaló que es un procedimiento protocolizado que gestionan directamente los hospitales y las Direcciones de Área de Salud, que determinan los centros sanitarios donde deben ser atendidos los pacientes.

Reducción de las listas de espera

José Manuel Baltar insistió en que para disminuir las listas de espera quirúrgica (LEQ) es necesario aumentar la actividad asistencial y que los datos del último corte reflejaron una importante reducción interanual, del 16,5%, como resultado del trabajo realizado en el último año, un descenso que alcanza hasta el 23,6% en el número de pacientes que llevan más de seis meses esperando por una intervención.

Las especialidades en las que más ha descendido la LEQ son las de Cirugía General, Oftalmología, Traumatología, Otorrinolaringología y Urología, que en conjunto logran una disminución del 18,5 por ciento del total.

Este descenso también se produjo en la lista de espera para primera consulta con el especialista, que se redujo un 16%, sobre todo en Rehabilitación, Ginecología, Oftalmología, Digestivo y Cirugía General.

En pruebas diagnósticas, la lista de espera aumentó en 125 pacientes, si bien la actividad en pruebas diagnósticas se incrementó en más 43.000 pruebas, un 6% más.

 



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: