Menú principal

Sanidad recuerda la importancia de la prevención para reducir la mortalidad por cardiopatías

Mañana sábado, día 29 de septiembre, se conmemora el Día Mundial del Corazón

El SCS cuenta con un protocolo para mejorar la atención a personas con enfermedades cardíacas crónicas y con una guía de actuación para todos los niveles asistenciales ante el infarto agudo de miocardio

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, con motivo de la conmemoración mañana sábado, día 29 de septiembre, del Día Mundial del Corazón, recuerda la importancia de la prevención, el diagnóstico precoz y la atención a personas con enfermedades cardíacas como herramientas para recudir la mortalidad en pacientes con estas patologías.

El Servicio Canario de la Salud (SCS) cuenta con el Protocolo de atención a los procesos crónicos cardiológicos en la Comunidad Autónoma de Canarias en el que se establece una atención integrada y coordinada para dar respuesta real, eficaz, eficiente y con criterios de equidad y homogeneidad en casos de insuficiencia cardíaca, cardiopatía isquémica crónica y estable, fibrilación auricular y valvulopatías. Se trata de una iniciativa enmarcada dentro de la Estrategia a la Cronicidad del SCS que propone un plan de actuación ante las enfermedades cardiacas más prevalentes.

Como parte de este Protocolo se puso en marcha el Plan 100 días para la insuficiencia cardíaca crónica, un proyecto desarrollado por el SCS en colaboración con Novartis y el Institute for Transformational Leadership (IfTL), para estudiar los procesos asistenciales en casos de insuficiencia cardíaca y desarrollar un proyecto integrador en el que todos los profesionales del SCS acometiesen, en equipo, una mejora asistencial integral en esta materia.

Por otro lado, el SCS desarrolló el protocolo de actuación coordinado para todos los niveles asistenciales para la atención al infarto agudo de miocardio denominado Código Infarto en la Comunidad Autónoma de Canarias, CODICAN.

CODICAN ha sido coordinado por la Dirección General de Programas Asistenciales del SCS y ha contado con la colaboración de profesionales de todos los ámbitos asistenciales: Atención Primaria, Atención Especializada, servicios de urgencias hospitalarias y extrahospitalarias y Servicio de Urgencias Canario (SUC) con el objetivo de conseguir un abordaje integral, eficiente y con criterios de equidad en la población ante episodios de infarto agudo de miocardio con elevación del ST.

Esta guía, que puede ser consultada tanto de manera física, con ejemplares impresos, como en la página web del SCS, ha sido acompañada con la distribución de cartelería que resume, con algoritmos, los pasos a seguir, ante un evento clínico, diseñados para cada posible interviniente en su área asistencial.

Este protocolo establece los elementos esenciales que constituyen la red asistencial para cumplir, entre otros, los siguientes objetivos:

  • disminuir la morbimortalidad por infarto agudo de miocardio.
  • aplicar el tratamiento de reperfusión en tiempo y forma.
  • establecer los protocolos organizativos de activación de recursos y orden de derivaciones en todas las áreas de Salud.
  • facilitar el acceso a la red mediante un teléfono único.

Incidencia de las cardiopatías

En Canarias durante 2017 se registraron un total de 3.106 ingresos por insuficiencia cardíaca y que en 2015 la tasa de mortalidad alcanzó el 13,49 por ciento, lo que sitúa a Canarias por debajo de la media nacional, marcada en el 16,85 por ciento.

En el caso del infarto agudo de miocardio la tasa de mortalidad en Canarias ha pasado del 39,13 en 2008 al 25,08 en 2015. En cuanto a las hospitalizaciones por este tipo de episodios en las Islas en 2017 se registraron un total de 3.126.

Además, el Archipiélago a 31 de diciembre de 2016 contaba con un total de 40 especialistas consultores en Cardiología, de los cuales 16 desarrollaban sus tareas de manera virtual.

La importancia de la detección precoz

La fase prehospitalaria, en caso de infarto agudo de miocardio, es la más crítica, pues cuanto más se tarde en aplicar el tratamiento de reperfusión, mayor será la morbilidad y la mortalidad.

De hecho, entre el 30 y el 35% de los pacientes muere antes de que tenga lugar el primer contacto médico, de ahí la insistencia de los especialistas ante un paciente cardiópata en que acuda a los servicios sanitarios ante los primeros síntomas de manifestaciones isquémicas, además de contar con una red asistencial bien coordinada entre los servicios de salud y los sistemas de emergencia sin la cual no se podría realizar una angioplastia o una fibrinolisis a tiempo. Esta red supone un sistema integral y multidisciplinar cuya misión es reperfundir a estos pacientes en tiempo y forma adecuados y ajustados a las recomendaciones de la práctica clínica.

Para que todo ello funcione es necesario tener un protocolo claro para evitar variabilidad en las decisiones y en los tratamientos, soportado con una interconexión entre todos los intervinientes (primer contacto médico, los servicios de emergencia y la asistencia hospitalaria).



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: