Menú principal

«No por mucho madrugar, amanece más temprano»

Comentario diario de El Mostrador de Ezequiel López

Al final le tengo que dar la razón a la alcaldesa de Telde, a la ciudadanía le preocupa y le indigna que por culpa del asfalto se crean ciudadanos de primera y de tercera.

Ayer fueron numerosas las llamadas que recibí, llamadas que no suelo recibir y que no espero, si no es algo importante, y parece que el tema del asfalto discriminatorio es importante para los vecinos, sobre todo para los afectados.

Desde la Herradura me decían del abuso cometido con el asfalto en ese barrio al igual que en San José de Las Longueras, donde las criticas han llegado a límites insospechados, pues algunos han querido encontrar relación a la dejadez de la parte sin asfalto a que la alcaldesa vivió sus años de infancia en las calles tratadas con el llamado oro negro.

Yo no creo que haya existido ningún tipo de favoritismo, más bien creo que sea fruto de la improvisación política y del interés empresarial, trabajando en lugares de menor complicación a la hora de impregnar el alquitrán, sin contar con contratiempos, por ejemplo, de vehículos aparcados y calles expeditas para la entrada y salida de maquinarias.

Lo cierto es que una cosa y la otra, lo que ha hecho es indignar a la población, esas razones y otras, son las que ha hecho dejar un trabajo que iba a ser la estrella que alumbrara el camino hasta final de legislatura al grupo de gobierno, con su alcaldesa al frente, con las vergüenzas y conflictos abiertos entre vecinos y ayuntamiento.

Yo quiero pensar que esto tendrá solución, que se volverá atrás y se asfaltará lo que ahora ha quedado sin hacer, no me explicaría que tales errores siguieran en el tiempo perjudicándoles políticamente. Lo que indigna una vez más es la incomunicación a que someten a los afectados y a la ciudadanía, creyéndose, ellos, los políticos de turno, que por cierto, ahora están y que el año que viene no se sabe, que actúen con un grado alto de desprecio, no dando la cara a los vecinos y justificando, como debiera ser, el porqué de no asfaltar esta o aquella calle que son tan importantes para la colectividad.

Yo no lo veo, yo no me lo explico, por enésima vez, y a mí no me agrada nada el tener que cabrearme con este tipo de actuaciones políticas ramplonas, que se realizan y que si les dejamos, hasta justifican, diciéndonos que no están ellos para dar explicaciones cada momento, como si tuvieran algo mejor que hacer.

Ya no les queda casi nada y, debieran de contribuir seriamente en acercar más a los políticos a los ciudadanos, y cuando se dice a los ciudadanos, no quiere decir que solo se acerquen a aquellos vecinos que usted sabe que es afín a su formación y que no le reprochará lo mal que está haciendo las cosas en esos momentos en contra del verdadero interés general, dejando contento a unos pocos, que a lo mejor les vota o sencillamente pagan sus impuestos y se merecen que los servicios públicos les llegue sin ninguna cortapisa.

El concejal de Servicios, el que se coloca a los bordes de las aceras para las fotos cuando se está asfaltando, debiera no hacer caso a ningún asesor político partidista, y afrontar las meteduras de pata, o las calenturas o los malos entendidos vecinales, de frente, creo que sería el mejor de los detalles. Podría sacar una nota de prensa y apuntar, no las asfaltadas, sino, los motivos de aquellas calles que claman los vecinos, por necesidad, y que se han quedado abandonadas del oro negro, una nota que termine diciéndoles que esas calles serán atendidas en dos o cuatro meses y que no cunda el pánico, y se ahorraría criticas que por estas fechas pueden echar abajo un trabajo que se ha elaborado con el fin de facilitarles la vida a los vecinos y que ellos consideran de primera necesidad, según la alcaldesa.

En cuanto a la aparición de bichitos y roedores por la ciudad en estas fechas, me apuntan que no se debiera señalar al concejal Eloy Santana, que ese tema corre por cuenta de la concejalía de Sanidad, que se debe de aplicar en la desratización y fumigación, que a veces no funciona por estar pendiente de pago la factura o caducar el contrato, como si las cucarachas y los ratones entendieran de la parte administrativa, pero lo cierto es que, aparecen cuando sus verdugos y exterminadores tienen cuentas pendientes con la institución pública.

Lo del Parque de San Juan es otro de los claros despropósitos que no han sabido resolver desde la concejalía de Parques y Jardines, el Parque Urbano de San Juan, no creo yo que sea el único que se esté dando cuenta que ha ido y va, de mal en peor, el parque infantil necesita su pertinente revisión, el segurita, si está aún contratado, ya, a estas alturas, debe de tener un máster en juegos de cartas, del cuidado del Parque, poco o nada debe de saber, ni ahora, ni antes.

El Concejal de Parque y Jardines, Abraham, se ha despistado mucho con cuestiones que solo le ha valido para algunas fotos y quedar bien de puertas a dentro, políticamente, pero a la ciudadanía, su gestión deja mucho que desear, y el tiempo que queda para terminar su responsabilidad política ya está llegando a su fin.

De Parques y Jardines lo que quizás se pueda destacar en esta legislatura es el gran descubrimiento de cobrar sus facturas por los servicios prestados al Ayuntamiento vía judicial, dejándoles suculentos dividendos en intereses, de su efectividad y rigor exigible por la institución, es un tema que se debiera de examinar y ver si desde la concejalía y desde el departamento institucional jurídico, a ver si se ha estado a la altura en cuanto a la exigencias en el servicio que nos debe de prestar a razón de lo que nos cobran todos los meses, igual, se descubre que te prometen y te prometen, y luego aparecen facturas, que te meten.

Audio El Comentario Martes 250918

**Sección de comentarios

 



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: