Menú principal

Opinión-Martín Ru: ‘Otra vez el dichoso Ministerio de Justicia en entredicho’

El 6 de junio 2016 en canariasopina.com. Escribí un artículo donde decía: El Ministerio de Justicia lo es todo, menos Justicia 

Todo el artículo se refería al recurso que presentó Soraya Sánchez Rodríguez contra el funcionario Público de Vivienda, señor Francisco Troya Ferrer, el cual le quería cobrar por la vivienda adjudicada a Soraya, unos 40.000 euros. Soraya fue a Vivienda y pidió una reducción por estar en paro. Este funcionario al ver el lio que se estaba montando en Tenerife porque unos funcionarios de Vivienda prevaricaron con casas de alquiler, denunció a Soraya, ante el juez del Juzgado núm. 1 de Las Palmas de Gran Canaria, para eludir la justicia. Pues a pesar de que no se llevó a cabo el desahucio. Este funcionario solicitó el segundo desahucio, a pesar, de estar el mismo recurrido. Toda esta serie de tropelías hizo este funcionario. Y la responsable del Gabinete de Recursos del Ministerio de Justicia, lo archivo. Así escribí al señor ministro de Justicia:

Señor ministro, su jefa de ese Gabinete me aseguró que no leyó el Recurso presentado por la señora Soraya. Además, dijo que se fiaba de su secretaria y que ésta le dijo que se cerraba todo porque el de vivienda de Canarias le dijo que esta madre recibió la casa y luego renunció a ella. Y yo le pregunto: ¿Una madre con cuatro hijos pequeños y en paro, va a renunciar a su casa? Por lo visto a su jefa de Gabinete le dicen que un manzano da peras y se lo cree. O ella, es poco diligente, o recibe algunas indicaciones suyas para que se archiven los casos de corrupción. Y, si no, por favor explíqueme usted cómo ha podido darse este caso.

El señor Catalá no tuvo ni la decencia de contestarme. Esto viene al caso por la otra ministra la “LOLA” como la llaman en su círculo. Esta señora la está liando con sus mentiras. Esto dice de ella el Confidencial.com: “Lola, como la conocen sus amigos y prácticamente todo el mundo en el edificio de la calle Génova de Madrid que alberga el tribunal, es rápida, apasionada y muy vital. Semanas antes de convertirse en ministra, Delgado fue designada como miembro del Consejo Fiscal, después de que la Unión Progresista diera la campanada e incrementara su número de representantes en este órgano consultivo, hasta casi igualar la cifra de la asociación conservadora. Acogió esta nueva responsabilidad con el entusiasmo que le caracteriza en cualquiera de las cosas que emprende.

Entre sus más cercanos amigos se cuenta el ex juez Baltasar Garzón, con el que compartió guardias, declaraciones y operaciones que fueron sellando una unión que no se rompió tras la salida del magistrado de la judicatura. También mantiene una vinculación especial con los instructores Santiago Pedraz y Fernando Andreu, con los que suele compartir la pausa del mediodía en la labor del tribunal.”

Ante sede Parlamentaria la ministra reconoció que no conocía al comisario Villarejo, y por ahí existen grabaciones donde se la oye hablar con Villarejo. Todo un caso esta señora, que se le vio en una cacería matando ciervos. Todo un ejemplo de dignidad para los jóvenes.



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: